Sí, usted puede tener depresión y seguir siendo una persona mentalmente fuerte.

Hay una creencia omnipresente en la sociedad actual y es que la enfermedad mental proviene de la debilidad y no es verdad.

Desafortunadamente, dicha creencia está tan extendida que algunas personas no reconocen que están sumidas en un estigma.

Pero la verdad es que muchas personas que tienen una enfermedad mental son mentalmente fuertes.

Inclusive, algunas de las personas con mayor fortaleza que he conocido son aquellas que se atrevieron a pedir ayuda para enfrentar su condición personal como lo es la depresión.

Aquellos que juzgan a la ligera, por el contrario, no comprenden la fortaleza necesaria para buscar ayuda y enfrentar sin temor una condición personal.

 

La enfermedad mental no es tratada de la misma manera que la enfermedad física

Cuando alguien desarrolla una enfermedad física, como por ejemplo el cáncer, nadie cuestiona:  “Es que él no era una persona físicamente fuerte“, ¿Verdad?

En su lugar, evaluamos factores como la genética, el medio ambiente y el sistema inmunológico de la persona.

Aunque es cierto que una dieta nutritiva, dormir lo suficiente y el ejercicio regular puede prevenir algunos problemas de salud, algunas condiciones físicas no son 100 por ciento prevenibles.

Desde el resfriado común hasta el Alzheimer, la ciencia aún no nos ha proporcionado un antídoto para prevenir todas las enfermedades.

Un buen ejemplo de ello lo representa el gurú Bob Harper.  Como entrenador personal es mejor conocido por su papel en el programa The Biggest Loser, ademas, Harper es protagonista de gran variedad de vídeos sobre entrenamiento físico, y es autor de muchos libros sobre dieta y aptitud.

Cuando Harper sufrió un ataque al corazón, nadie cuestionó su compromiso con la buena salud.

Muy al contrario, su caso fue un recordatorio acerca que no se puede controlar los genes.

¿No sería conveniente que cambiáramos nuestra actitud acerca de las personas con enfermedades mentales?

En lugar de destrozar a aquellos que por ejemplo están hospitalizados a causa de condiciones como son la ansiedad o culpar a alguien con depresión de ser perezoso, ¿qué tal si los elogiamos por permanecer fuertes?

Un estilo de vida saludable puede ser un largo camino hacia la prevención de la enfermedad mental.

Pero al igual que no podemos prevenir todas las enfermedades físicas, tampoco se puede prevenir todos los trastornos mentales.

Las personas que padecen un trastorno mental pueden ser tan fuertes – incluso más que aquellos que nunca han tenido una dificultad de este tipo.

Y al igual que alguien que tiene diabetes todavía puede ser físicamente fuerte, una persona con depresión puede ser mentalmente competente en gran medida.

Después de todo, las dificultades de la vida tienen la propiedad de fortalecernos, como dice el dicho “ningún mar en calma hizo experto a un marinero”.

 

Necesitamos hablar más sobre la fortaleza mental

Hablar sobre la fortaleza mental que otorga las situaciones difíciles no se trata de avergonzar a las personas con condiciones mentales.

En cambio, se trata de fomentar un estilo de vida saludable que podría prevenir algunos problemas de salud mental.

Dialogar sobre aquellos hábitos que permiten desarrollar el “músculo mental”, puede disminuir el estigma asociado con la enfermedad mental.

También puede alentar aquellos que requieren ayuda a buscarla si experimentan síntomas o señales de advertencia.

Además, es importante tener en cuenta que ser mentalmente fuerte no es lo mismo que soportar.

No se trata de ver cuánto sufrimiento somos capaces de resistir.  Se trata de tomar medidas para alcanzar todo nuestro potencial, lo cual a menudo implica pedir ayuda cuando se necesita.

Deja un comentario