Cuando las personas nos sentimos sumamente tristes y decaídas emocionalmente, en muchas ocasiones solemos decir que nos sentimos muy mal y que “estamos deprimidos”, sin embargo, aunque en ese momento en concreto podamos llegar a sentir que el mundo se nos viene encima, no podemos afirmar que realmente se trata de una depresión.

Pero ¿qué es la tristeza? Y ¿qué es la depresión?, ¿en que se distinguen una de otra?.  A continuación vamos a conocer de que se trata cada una de ellas para finalmente enfocarnos en sus principales diferencias.

El conocer de que se trata una y otra nos va a permitir ayudar a comprendernos a nosotros mismos y reconocer que es lo que realmente nos está ocurriendo. De esta manera podremos comenzar a buscar la solución más adecuada a nuestro problema para que finalmente podamos llegar a sentirnos como lo deseamos y así mismo aumentar nuestro bienestar emocional.

¿Qué es la depresión?

 La depresión es una enfermedad mental real que se caracteriza principalmente por una profunda tristeza que se experimenta de manera constante, acompañada de una sensación de vacío emocional y una pérdida de interés por las personas y actividades con las que anteriormente se disfrutaba.

Otra característica de la depresión es la gran dificultad para concentrarse, el insomnio y los enormes sentimientos de inutilidad y de poca valía.

Las personas que padecen de depresión tienen sumamente alterado su estado de ánimo y esto también les afecta en su manera de pensar y por lo tanto de sentir.

Cuando se tiene depresión, no solo se experimentan síntomas a nivel psicológico y emocional sino también físico. Metafóricamente podemos decir que una persona deprimida lleva un peso enorme sobre su espalda que tiene que cargar y soportar todos los días.

Este mismo peso le lleva a sentirse sumamente agotada y atrapada ya que le dificulta caminar, realizar sus actividades cotidianas e incluso levantarse de la cama.

Tratamiento psicológico para la depresión

Una persona a la que se le ha diagnosticado una depresión necesita llevar a cabo un tratamiento psicológico, el cual en algunas ocasiones, dependiendo del caso individual de la persona, puede ir acompañado de un tratamiento farmacológico.

Por medio de la terapia psicológica, lo que se pretende lograr es ayudar a la persona a reducir los síntomas propios de la depresión y que finalmente pueda ir poco a poco llevando a cabo sus actividades diarias y llevando a cabo aquellas cosas que desea hacer realmente sin limitaciones.

Todo esto se logra por medio de diferentes estrategias y técnicas como lo es la reestructuración cognitiva en donde se le ayuda a la persona a que modifique todos aquellos pensamientos negativos que no le permiten avanzar por otros más positivos y racionales.

Así como también se trabaja con la activación conductual en donde la persona comienza de manera progresiva a realizar sus actividades cotidianas.

Es posible que durante el tratamiento la persona pueda tener recaídas, sin embargo, cuando esto suceda, va a poder contar con ciertas herramientas que le van a permitir salir cada vez más rápido de ellas. La duración del tratamiento depende de la situación individual de cada persona.

¿Qué es la tristeza?

Cuando hablamos de tristeza nos referimos a un estado de ánimo transitorio que forma parte de nuestra naturaleza humana al igual que la alegría. Todos y cada uno de nosotros hemos experimentado y seguiremos experimentando este tipo de emoción a lo largo de nuestra vida.

Sentimos tristeza cada vez que atravesamos por algún tipo de situación que nos causa dolor y malestar emocional como, por ejemplo, cuando nos sentimos rechazados, traicionados, cuando hemos perdido el trabajo, cuando tenemos alguna enfermedad o vemos enfermo a un ser querido, cuando perdemos a alguna persona que era importante en nuestra vida, entre muchas otras situaciones que sin duda nos provocarán dolor y tristeza.

Diferencia entre tristeza y depresión

  • La depresión es una enfermedad mental y requiere ser curada por medio de un tratamiento adecuado.
  • La tristeza, al ser una emoción completamente natural, no requiere de algún tipo de tratamiento para aliviarla.
  • Las personas con depresión experimentan una tristeza profunda y constante que se mantiene a lo largo del tiempo y en muchas ocasiones puede llegar a ser incapacitante.
  • La tristeza se alivia con una mayor rapidez y no incapacita a la persona para realizar sus actividades cotidianas.
  • La depresión puede aparecer sin algún motivo aparente.
  • La tristeza surge a partir de una situación dolorosa.
  • Todas las personas vamos a llegar a experimentar la tristeza en algunos momentos de nuestra vida.
  • No todas las personas van a enfermar de depresión a lo largo de su vida.

Si te interesa conocer con más profundidad acerca de este tema, puedes echarle un vistazo a algunos de estos artículos relacionados:

Contenido patrocinado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.