Procesamiento del trauma Intergeneracional en niños

Cómo abordar el trauma intergeneracional en niños: estrategias efectivas para facilitar su sanación y bienestar emocional.

Claudia Cedeno

Procesamiento del trauma Intergeneracional en niños
Imagen de © Depositphotos.

El impacto del trauma intergeneracional en los niños es profundo, ya que pueden heredar efectos emocionales y cognitivos de experiencias traumáticas que no vivieron directamente, transmitiéndose a través de las generaciones.

Cuando los niños se enfrentan a las secuelas del trauma transmitido por sus ancestros, se vuelve esencial proporcionarles un enfoque terapéutico adecuado para abordar y sanar estas heridas del pasado.

El proceso de procesamiento del trauma intergeneracional en niños se centra en brindarles apoyo para entender y enfrentar las consecuencias emocionales del trauma transmitido por sus padres, abuelos y otros ancestros.

A pesar de no haber experimentado directamente estos eventos traumáticos, los niños pueden presentar síntomas de trauma, tales como ansiedad, miedo, evitación de ciertas situaciones o dificultades para regular sus emociones.

Cuando se trata de abordar el procesamiento del trauma en niños, hay varias estrategias efectivas que pueden ser implementadas para facilitar su sanación y bienestar emocional.

En primer lugar, se debe establecer un entorno terapéutico seguro, cálido y comprensivo. La creación de este espacio es crucial para que los niños se sientan cómodos al expresar sus emociones y experiencias sin temor a ser juzgados. Un ambiente de confianza proporciona el cimiento necesario para que los niños comiencen a explorar y afrontar su trauma de manera saludable.

La terapia a través del juego se revela como una herramienta poderosa, especialmente para los niños más pequeños. El juego les permite expresar y procesar sus sentimientos y pensamientos de manera lúdica y natural. A través de actividades lúdicas, los niños pueden representar simbólicamente sus experiencias y encontrar formas de comprender y abordar su trauma.

La comunicación abierta desempeña un papel esencial en este proceso. Al alentar a los niños a compartir sus emociones y preguntas sobre el trauma familiar, se les brinda la oportunidad de dar voz a sus pensamientos y preocupaciones. Esto fomenta un ambiente de comprensión mutua y ayuda a los niños a procesar sus sentimientos de manera más completa.

Leer:   Cinco prácticas comprobadas para reducir significativamente el riesgo de demencia

Técnicas creativas, como narrativas y dibujos, también desempeñan un papel importante. Permiten a los niños expresar y externalizar sus experiencias traumáticas de manera simbólica y creativa. A través de historias y dibujos, los niños pueden encontrar nuevas perspectivas sobre su trauma y liberar emociones que pueden haber estado reprimiendo.

La terapia familiar es otro componente fundamental en el proceso. Incluir a los padres o cuidadores en terapia no solo fortalece las relaciones familiares, sino que también aborda el trauma de manera conjunta. Esta colaboración ayuda a los niños a sentirse apoyados y comprendidos tanto en el entorno terapéutico como en el hogar.

Finalmente, la construcción de resiliencia es un objetivo clave. Enseñar a los niños estrategias de afrontamiento y habilidades de resiliencia les brinda herramientas para manejar el estrés y las emociones difíciles relacionadas con el trauma. Estas habilidades les permiten enfrentar los desafíos con mayor confianza y adaptabilidad, contribuyendo así a su proceso de sanación continua.

En conclusión, el peso del trauma intergeneracional en los niños trasciende generaciones, imprimiendo efectos emocionales y cognitivos que, aunque no hayan sido vividos directamente, pueden persistir a lo largo del tiempo.

Frente a este legado, resulta imperativo proporcionar un enfoque terapéutico que les permita procesar y sanar las heridas del pasado. El proceso de procesamiento del trauma intergeneracional en niños se configura como una guía comprensiva hacia la comprensión y el afrontamiento de las consecuencias emocionales transmitidas por padres, abuelos y otros ancestros.

Aunque los eventos traumáticos no hayan sido experimentados en primera persona, los niños pueden manifestar síntomas de trauma, como ansiedad, miedo y dificultades emocionales.

Fuentes y recursos de información

Comprobamos el contenido y la veracidad del conocimiento presentado en este artículo a través de nuestro proceso editorial y de verificación de la información, para asegurarnos de que sea preciso y confiable.

  • Abrams, M. S. (1999).  Intergenerational transmission of trauma: Recent contributions from
  • the literature of family systems approaches to treatment. American Journal of
  • Psychotherapy, 53(2), 225–231.
  • Alexander, J. C. (2004). Toward a theory of cultural trauma. Cultural trauma and collective identity, 76(4), 620-639.
  • Bezo B. (2015). Living in “survival mode:” Intergenerational transmission of trauma from the
  • Holodomor genocide of 1932–1933 in Ukraine.  Social Science & Medicine, 134. doi.org/10.1016/j.socscimed.2015.04.009
  • Bombay A, Matheson K, Anisman H. (2014) The intergenerational effects of Indian Residential Schools: implications for the concept of historical trauma. Transcult Psychiatry. 2014 Jun;51(3):320-38. doi: 10.1177/1363461513503380.
  • Lehrner A, Yehuda R. (2018) Cultural trauma and epigenetic inheritance. Dev Psychopathol. 30(5):1763-1777. doi: 10.1017/S0954579418001153.
Procesamiento del trauma Intergeneracional en niños

Claudia Cedeno Nadal, M.S., BCaBA, se encuentra enfocada en un doctorado en psicología clínica en una universidad acreditada por la Asociación Americana de Psicología (APA), Albizu University localizada en Miami Florida. La pasión de Claudia por la psicología abarca todos sus aspectos, con un enfoque particular en la psicología infantil y adolescente, así como en la psicología clínica general. Su deseo de servir a la comunidad a través de la práctica clínica le ha llevado a desarrollar un profundo interés en comprender las necesidades y desafíos únicos que enfrentan los niños y adolescentes, así como aquellos que pertenecen a otros grupos de edad y circunstancias.

Leer:   8 fascinantes Maneras en que la Música Transforma Nuestro Cerebro