El perder a una persona que amamos es uno de los retos más difíciles e impactantes de nuestra vida a los que nos tenemos que enfrentar. La persona finalmente se ha ido y lo que sucede con nosotros es que nos quedamos experimentando un intenso vacío emocional producido por la enorme confusión y el desajuste emocional que es resultado de la ausencia de esa persona, de las expectativas que teníamos para con ella, del enorme espacio en blanco que nos deja, los maravillosos recuerdos y/o simplemente debido al gran amor y al deseo de seguir compartiendo nuestra vida a su lado.

Pero…¿cómo podemos superar el dolor que nos ha dejado la pérdida?

Primero que nada es necesario mencionar que el dolor que ahora estamos sintiendo es normal e inevitable. Sentir dolor es lo más humano del mundo y es parte de nuestra propia naturaleza ya que nos recuerda que estamos vivos y que tenemos la capacidad tan maravillosa de recibir y de dar amor a los demás. Sin embargo, cuando ese dolor natural de la pérdida se prolonga a lo largo del tiempo y se vuelve cada vez más intenso debido a nuestra falta de aceptación de la pérdida, se convierte en sufrimiento y esto es lo que debemos de evitar a toda costa.

A continuación voy a brindarte algunos consejos que sin duda te serán de gran utilidad para que puedas poco a poco irte recuperando del dolor que te ha dejado la pérdida de la persona que amas y que este no se convierta con el tiempo en sufrimiento.

Expresa tu dolor

Es necesario que no te guardes ese dolor que estás sintiendo para ti mismo y lo expreses de alguna manera. Ya sea que llores, lo hables con alguien, lo escribas, etc. Muchas personas prefieren hacerse las “fuertes” y evitan expresar su verdadero sentir incluso estando a solas con ellas mismas. Guardar todos esos sentimientos de dolor y de angustia es lo peor que puedes hacer ya que te va a afectar cada vez más de manera emocional y también física. Así que tienes que aprender a desahogarte de la mejor manera en la que lo puedas hacer y desprenderte poco a poco de ese intenso dolor.

Paciente

El dolor producido por la pérdida no es algo que se va a desaparecer de la noche a la mañana, todo lleva un proceso y es necesario que no te desesperes para que puedas llevarlo lo mejor posible. Recuerda que con el tiempo y la aceptación, el dolor va a ir disminuyendo por sí solo.

Busca una red de apoyo

Es necesario que busques la compañía de tus seres queridos, que frecuentes y llames más a tus amigos más cercanos, familia, pareja. Evita aislarte y quedarte solo(a) ya que eso únicamente va a hacer que tu dolor se haga aún más profundo, incluso puede llevarte a que sufras una enorme depresión. También puedes unirte a grupos de apoyo psicológico en donde personas que se encuentran atravesando también una situación tan difícil como la tuya se reúnen para compartir sus experiencias y así mismo incrementar el apoyo que deben de tener en estos momentos.

No descuides tu persona

Muchas personas cuando se encuentran inmersas en el dolor causado por la pérdida, se dejan de lado a ellas mismas y se olvidan de cuidar su salud y aspecto personal. Esto es lo peor que puedes hacer ya que mientras más tiempo pasa y continúas con esa actitud, te irás sintiendo peor contigo mismo y entrarás en un círculo vicioso del que cada vez será más difícil salir. Así que por más que te cueste al principio, procura volver a retomar tus hábitos de cuidado físico y mental que probablemente ya tenías antes. Es decir, has ejercicio, come de manera adecuada, dale a tu cuerpo el descanso suficiente para que se sienta bien, etc.

Evita el consumo de sustancias tóxicas

No caigas en la trampa y pienses que comenzar a consumir alcohol en grandes cantidades y/o otro tipo de sustancias tóxicas van a ayudarte a aliviar tu dolor. Por el contrario, aunque de manera momentánea te causen alivio, la realidad es que a largo e incluso a corto plazo también, te van a causar el efecto contrario debido a que este tipo de sustancias tienen efectos depresores.

Tómate tu tiempo

Como te mencioné anteriormente, es normal que estés experimentando mucho dolor en estos momentos y que no te encuentres como lo desees. Es necesario que te des el permiso para estar triste, para vivir tu dolor, desahogarte, que te des tu tiempo para recuperarte y en pocas palabras que te permitas vivir tu duelo.

Terapia psicológica

Si sientes que tu dolor cada vez se vuelve más crónico, llevas ya mucho tiempo sintiéndote de esta manera o simplemente te gustaría recibir ayuda y orientación de un profesional en este proceso, siempre es recomendable asistir con el psicólogo para que te acompañe y te ayude a superar el dolor de una mejor manera. El psicólogo se encargará de ofrecerte un tratamiento personalizado de acuerdo a tu situación individual que tiene como objetivo facilitarte tu proceso de duelo y a que puedas gestionar tu dolor de la manera más sana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.