7 déficits de la función ejecutiva en el TDAH

El Doctor Russell Barkley describe los desafíos que todo padre debe conocer sobre los déficits en la “función ejecutiva”, los cuales pueden comenzar inclusive desde los dos años de edad y pueden servir de alerta temprana para detectar niños con TDAH.

Existe mucha confusión en torno a lo que son las funciones ejecutivas y como se relacionan con el Trastorno por Déficit de Atención con hiperactividad (TDAH).

¿Es el TDAH un trastorno de la función ejecutiva?

La respuesta depende de que entendamos por “funciones ejecutivas” y cómo se relacionan con la autorregulación.

El término de “función ejecutiva” fue acuñado en la década de 1970 por Karl Pribram, cuya investigación indicó que las funciones ejecutivas estaban mediadas principalmente por la corteza prefrontal.

Previamente Alexander Luria había esbozado el término en su libro El cerebro en Acción donde exploraba el concepto de las tres unidades funcionales, en especial la tercera unidad funcional la cual se localiza en el lóbulo frontal y es la responsable de programar, regular y verificar la actividad.

Tradicionalmente, este concepto se ha utilizado ampliamente en la neuropsicología, la psicología clínica y la psiquiatría.

En los últimos años, sin embargo, se ha extendido al campo más amplio de la psicología general y de la educación, donde se ha incorporado a menudo en las estrategias de enseñanza y adaptaciones curriculares.

Hasta el momento, se conocen alrededor de cuatro circuitos neuronales que se relacionan con el funcionamiento ejecutivo en el lóbulo frontal.

Ver: Tengo un hijo al que le han diagnosticado de TDAH. ¿Qué es? ¿Qué puedo hacer?

1. Circuito del “Qué”:

Está ubicado desde el lóbulo frontal – en especial la superficie exterior – hasta un área del cerebro conocida como los ganglios basales, particularmente en una estructura llamada el cuerpo estriado.

El circuito del “qué” está vinculado con la memoria de trabajo, por lo cual en este circuito aquello pensamos se convierte en una guía para aquello que haremos.

Esto es particularmente cierto cuando se trata de planes, objetivos y del futuro.

2. Circuito del “Cuando”:

Este segundo circuito está ubicado desde la misma zona prefrontal hasta una parte muy antigua del cerebro denominada cerebelo, en la parte inferior posterior de la cabeza.

El circuito del “cuando”, es el circuito de sincronización del cerebro, coordina no sólo la forma suave cómo será el movimiento sino también la secuencia de la conducta, la puntualidad de las acciones y cuando realizamos ciertas actividades.

Un mal funcionamiento de este circuito, explicaría por qué muchas veces las personas con TDAH tienen problemas con el manejo del tiempo.

3. Circuito del “por qué”:

Este tercer circuito también se origina en el lóbulo frontal, hasta la parte central del cerebro (conocida como la corteza cingulada anterior) de la amígdala – la puerta de entrada al sistema límbico.

A menudo se refiere a este como el circuito “caliente” porque está fuertemente vinculado a nuestras emociones; es aquí donde lo que creemos controla lo que sentimos y viceversa.

Este circuito es el fabricante de las decisiones finales de todos nuestros planes.

Cuando tenemos que elegir entre varias opciones, este es el circuito que finalmente resuelve en función de cómo nos sentimos y de las propiedades emocionales y motivacionales del momento.

4. Circuito del “quién”:

Este circuito final va desde el lóbulo frontal a la parte posterior del hemisferio, es el lugar donde la auto-conciencia se localiza; donde somos conscientes de lo que realizamos, cómo nos sentimos, tanto interna como externamente, y de lo que nos está sucediendo.

Efraimstochter / Pixabay

Al considerar el TDAH en relación con estos cuatro circuitos, se puede comprender el origen de sus síntomas.

Dependiendo de cuales circuitos están más o menos deteriorados, se puede entender la variación en los tipos de síntomas que cualquier persona puede tener.

Algunas personas pueden tener más déficits de memoria de trabajo, mientras que otros más problemas de regulación emocional.

Algunos otros quizás tienen más dificultades con el manejo del tiempo, pero menos con otro tipo de síntomas, pero todos los tipos de TDAH implican estos cuatro circuitos de alguna forma.

Así que ya conocemos cuales partes del cerebro controlan las funciones ejecutivas, pero ¿qué son específicamente?

Ver: Cuatro razones para no diagnosticar a un niño con TDAH

En términos generales, la función ejecutiva se refiere a las capacidades cognitivas o mentales que los individuos necesitan para buscar activamente objetivos.

En otras palabras, se trata de cómo nos comportamos con nuestros objetivos de futuro y qué capacidades mentales necesitamos para llevarlos a cabo.

Este término está muy estrechamente relacionado con la autorregulación, las funciones ejecutivas son aquello que realizamos en la mente, con el fin de cambiar nuestro comportamiento.

Mediante el empleo de las funciones ejecutivas de manera efectiva, tenemos la esperanza de poder cambiar el futuro para mejorar.

El poder de las funciones ejecutivas se puede juzgar por estas siete habilidades:

1. Auto conocimiento:

En pocas palabras, se trata de la atención auto dirigida.

2. Inhibición:

También conocido como dominio de sí mismo o autocontrol.

3. Memoria de trabajo no verbal:

Es la capacidad de mantener objetos en la mente. En esencia, imágenes visuales – qué tan buenos podemos ser para manipular imágenes mentalmente.

4. Memoria de Trabajo verbal:

Es el habla auto dirigida o habla interna. La mayoría de las personas piensa en ello como su “Monólogo interior”.

5. Autorregulación emocional:

Es la capacidad de emplear las cuatro funciones ejecutivas anteriores para regular el propio estado emocional.

Esto significa aprender a usar palabras, imágenes y la propia conciencia de sí mismo para procesar y modificar la forma en cual sentimos las circunstancias.

6. Auto-motivación:

Qué tan buenos somos para motivarnos con el fin de completar una tarea cuando no hay ninguna recompensa inmediata externa.

7. Planificación y resolución de problemas:

Los expertos a veces les gusta pensar en esto como “auto-determinación” – como jugamos con la información en nuestra mente para llegar a nuevas formas de realizar algo.

Desglosar y recombinar de diferentes maneras las circunstancias, de esta forma estamos planeando soluciones a nuestros problemas.

Déficits de las funciones ejecutivas en el TDAH

¿No le suena familiar esta lista?

Pues debería, porque cualquier persona que padezca de esta condición y presente los síntomas clásicos, tendrá dificultades con la totalidad o la mayor parte de estas siete funciones ejecutivas.

Por ejemplo, problemas con la inhibición conducirán a acciones impulsivas, dificultades con la regulación emocional conllevarán a arrebatos inapropiados.

En esencia el TDAH es un Trastorno de Déficit de la Función Ejecutiva (TDFE). El término de TDAH es simplemente una forma de referirse a esta condición.

Estas siete funciones ejecutivas se desarrollan con el tiempo, en general de forma cronológica.

El Auto-Conocimiento comienza a desarrollarse alrededor de los 2 años de edad y a la edad de los 30 años aproximadamente, la planificación y la resolución de problemas ya debería estar desarrollada plenamente en una persona neurotípica.

En personas con TDAH esto puede tardar entre un 30 a 40 por ciento más con respecto a sus pares en la transición de una función ejecutiva a la siguiente.

Por lo tanto, tiene cierto sentido para estas personas el que tengan problemas para hacer frente a situaciones propias para su edad cronológica, eso explicaría porque están pensando y actuando como si fueran mucho más jóvenes.

El conocimiento sobre estas funciones ejecutivas puede ayudar a establecer un sistema de detección temprana para el TDAH, a través de una evaluación profesional y a adoptar una intervención antes que el niño comience a manifestar dificultades en la escuela.

Luego, con las adaptaciones y tratamiento adecuados, los niños con TDAH pueden aprender a utilizar lo que saben y fortalecer estas funciones ejecutivas con el tiempo.

Ver: ¿Trastorno por Déficit de Atención o inmadurez neurológica?

Contenido patrocinado

2 COMENTARIOS

  1. Excelente informacion……felicitaciones a los autores de esta pagina por msntenernos al dia con las dificultades que recaen en nuestros alumnos escolares y universitarios….Muuuchas graacias…!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.