martes, marzo 2, 2021

12 consejos para aliviar y dominar el estrés

En muchos casos, el estrés es inevitable, pero no debemos permitir que nos paralice o afecte a nuestra salud. Piensa en las respuestas a estas preguntas: ¿Sientes desequilibrio en su vida? ¿Pueden los problemas cotidianos superarte? ¿Crees que no puedes hacer todo? Si respondiste afirmativamente a dos de estas preguntas, es posible que hayas entrado en la «zona oscura» debido al estrés.

Si buscas comprender el estrés de una forma profunda y técnica, te recomendamos esta guía con todo lo que debes saber sobre el estrés. Mientras tanto, si tu estrés se siente incontrolable y debe aliviarse rápidamente, puedes probar algunas de las siguientes recomendaciones para tu día a día.

Ser activo y hacer deporte

Prácticamente cualquier tipo de actividad física reduce el estrés. Incluso si no eres un atleta o no estás en forma, el ejercicio te ayudará a aliviar el estrés.

El ejercicio libera endorfinas que te hacen sentir bien y otras sustancias químicas neuronales naturales que mejoran la sensación de bienestar. El ejercicio también te permite concentrarte en los movimientos corporales, lo que puede mejorar tu estado de ánimo y calmar cualquier frustración. Recuerda caminar, trotar, hacer jardinería, limpiar la casa, andar en bicicleta, nadar, levantar pesas o cualquier otra tarea que lo mantenga activo.

Llevar una dieta saludable

La alimentación saludable es una parte importante del cuidado personal. Ten como objetivo consumir una importante variedad de frutas, vegetales y cereales integrales.

Evitar los hábitos poco saludables

Algunas personas lidian con el estrés de las siguientes formas: beben demasiada cafeína o alcohol, fuman, comen en exceso o consumen sustancias ilegales. Estos hábitos pueden dañar tu salud y debes mantenerlos alejados.

Meditar

Durante la meditación, te concentras en ti mismo y eliminas los pensamientos confusos que pueden llenar tu mente y causar estrés. La meditación te transmitirá una sensación de calma, tranquilidad y equilibrio, lo cual es beneficioso para tu salud emocional y tu salud en general.

Al caminar, ir en autobús o en el consultorio del médico, puede realizar meditación guiada, imágenes guiadas, visualización y otras formas de meditación en cualquier momento y en cualquier lugar. También puede intentar respirar profundamente en cualquier lugar.

Reír más

Un buen sentido del humor no puede curar todos los males, pero incluso si tiene que reírse con el mal humor de fondo, puede ayudarte a sentirte mejor. Cuando te ríes, no solo puedes reducir la carga mental, sino también hacer que el cuerpo produzca cambios físicos positivos. La risa estimula tu ánimo y reduce tu respuesta al estrés. Así que por favor lee o cuenta algunos chistes, mira comedias o pasa el rato con los amigos que te hacen reír. O prueba el yoga de la risa.

Conectar con otras personas

Cuando estás estresado e irritado, tu instinto puede pedirte que te aísles. En lugar de eso, busca el apoyo de tu familia y amigos y trata de establecer conexiones sociales.

El contacto social es un buen calmante para el estrés, ya que puede brindarte distracción, apoyo y ayudarte a tolerar los altibajos de la vida. Por lo tanto, toma un café con un amigo, envía un correo electrónico a un familiar o visita tu lugar de culto.

Si tienes más tiempo, puedes ofrecerte como voluntario en un grupo de caridad y ayudarte a ti mismo mientras ayudas a los demás.

Hacerte valer y aprender a decir no

Es posible que desees hacer todo, pero al menos (si no pagas el precio) no puedes hacerlo. Aprender a decir que no o estar dispuesto a delegar puede ayudarte a administrar tu lista de tareas pendientes y tu nivel de estrés.

Decir «sí» parece ser una manera fácil de mantener la paz, evitar conflictos y hacer el trabajo correctamente. Pero esto en realidad puede causar conflictos internos, porque deja tus necesidades y las de tu familia como secundarias, lo que puede generar estrés, enfado, resentimiento e incluso deseo de venganza. Y esa no es una respuesta tranquila y pacífica.

Probar el yoga

Con su variedad de posturas y ejercicios de respiración controlados, el yoga es un popular calmante para el estrés. El yoga reúne disciplinas físicas y mentales que pueden ayudarte a lograr la paz mental y corporal. El yoga puede ayudarte a relajarte y lidiar con el estrés y la ansiedad.

Prueba el yoga por ti mismo o busca una clase. Puedes encontrar clases en tu zona con una simple búsqueda en internet. El hatha yoga, en particular, es un buen calmante para el estrés por su ritmo más lento y movimientos más sencillos.

Tener un sueño de calidad

El estrés puede dificultarle conciliar el sueño. Cuando tienes muchas cosas que hacer y muchas cosas que considerar, tu calidad de sueño sufrirá. Pero dormir es el momento en el que el cerebro y el cuerpo se recargan.

Además, la calidad y la cantidad de sueño que duerme pueden afectar a tu estado de ánimo, nivel de energía, concentración y funcionamiento general. Si tienes problemas para conciliar el sueño, asegúrate de tener una hora de dormir y una rutina tranquila y relajante, escuchar música relajante y seguir un horario fijo.

Escribir un diario personal

Escribir sus pensamientos y sentimientos puede ser una excelente manera de liberar emociones que de otro modo serían reprimidas. No pienses en qué escribir, déjalo fluir. Escribe lo que te venga a la mente. Nadie tiene que leer lo que escribes. Así que no intentes perfeccionar tu gramática y ortografía.

Deja que tus pensamientos fluyan hacia una hoja de papel o la pantalla de tu ordenador. Una vez que hayas terminado, lo que has escrito se puede tirar o guardar para pensar en ello más tarde.

Ponerte música y despertar la creatividad

Escuchar o tocar música es una excelente manera de aliviar el estrés porque puede distraerte, reducir la tensión muscular y disminuir las hormonas del estrés. Sube el volumen y deja que tu estado de ánimo se sienta atraído por la música.

Si la música no es uno de tus intereses, dirige tu atención a otro pasatiempo que te guste, como la jardinería, la costura, la pintura… Cualquier cosa que requiera que te concentres en lo que estás haciendo en lugar de en lo que deberías hacer.

Buscar asesoramiento psicológico

Si una nueva fuente de estrés está desafiando tu capacidad para afrontar la situación, o las medidas de cuidado personal no alivian el estrés en absoluto, es posible que debas buscar ayuda profesional, como tratamiento o asesoramiento. También puede ser una buena idea si te sientes abrumado o atrapado, te preocupas demasiado o no puedes realizar las tareas diarias o encontrarte con normalidad en el trabajo, el hogar o la escuela.

Un asesor o terapeuta profesional puede ayudarte a identificar la fuente del estrés y aprender nuevas herramientas para afrontarlo.

Alejandro Vera Casas
Alejandro Vera Casashttps://grullapsicologiaynutricion.com/
Soy psicólogo y nutricionista. Me gradué en 2014 y desde entonces he continuado mi formación como profesional a la par que he intentado ayudar a otras personas a sentirse mejor. Puedes saber mas sobre mí en Grulla psicología y nutrición.
enlaces patrocinados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en:

58,530FansMe gusta
7,652SeguidoresSeguir
1,529SeguidoresSeguir
Advertising