Existen diferencias observables sutiles entre el cerebro masculino y femenino, pero exactamente como se traducen dichas diferencias en el comportamiento es algo hasta ahora desconocido.

Dichas variaciones de género en el cerebro a menudo son exageradas e interpretadas inadecuadamente, no solo por los medios de comunicación masivos si no también por los científicos, quienes terminan reforzando los estereotipos y perpetuando mitos.

Algunos teóricos consideran que las diferencias psicológicas entre hombres y mujeres son producto principalmente de las influencias sociales y culturales mientras que otros sostienen que dichas diferencias son determinadas en gran parte por el componente biológico.

La realidad es mucho más compleja y cada perspectiva aporta a la solución, pero también cada una tiene la razón a su manera.

El primer factor a tener en cuenta es la determinación biológica del sexo, la cual es determinada por los cromosomas.  Dos cromosomas XX determinan al sexo femenino, mientras que la combinación XY determina al sexo masculino.

Un segundo factor es el género el cual está influenciado en gran medida por el proceso de socialización.

A medida que crecemos, vamos aprendiendo normas de la sociedad sobre como lucen y se comportan hombres y mujeres; para la mayoría de la gente el sexo y el género se corresponden, por lo que inadvertidamente se ajustan al patrón social establecido.

Los cerebros de hombres y mujeres son diferentes de formas sutiles, dichas diferencias probablemente son establecidas desde el vientre materno, debido a los efectos de las hormonas sexuales que masculinizan o feminizan el organismo en desarrollo.

Sin embargo aún no se comprende como las hormonas sexuales afectan el desarrollo del cerebro, o como dichas diferencias influyen posteriormente en el comportamiento de género.

cerebro
Fuente: Wikipedia

Algunas diferencias entre el cerebro y el comportamiento de hombres y mujeres:

1. El cerebro de los hombres es en general más grande que de las mujeres

Estudios realizados post-mortem muestran que en promedio los cerebros de los hombres son entre 10 a 15 por ciento más grandes que de las mujeres, esto se debe al parecer también a que los hombres son en promedio más grandes y altos que las mujeres, esto no está relacionado con diferencias de inteligencia entre géneros.

2.  Los cerebros de los hombres tienden a tener una proporción mayor de sustancia blanca 

Mientras que las mujeres tienden a tener más proporción de sustancia gris en la mayor parte de la corteza cerebral, en consecuencia su corteza cerebral es ligeramente más gruesa que en los hombres y según varios estudios tiende a ser más compleja.

3. El hipocampo y la amígdala

El cual es importante en la formación de la memoria y en las emociones es en promedio mayor en los hombres.

4. Otra diferencia esa en una estructura llamada el tercer núcleo intersticial del hipotálamo anterior

El cual es casi dos veces mayor en los hombres que en las mujeres, esta estructura ha sido relacionada por algunos científicos con la orientación y la identidad de género, un estudio halló que esta estructura es más de dos veces mayor en los hombres heterosexuales que en homosexuales, en los que se asemeja más a la de las mujeres.

Estos estudios han sido criticados por el pequeño tamaño de las muestras, y los resultados no han sido confirmados.

5. A nivel cognitivo los hombres tienden a ser más agresivos

Obtienen mejores resultados tareas que implican habilidades espaciales, como la rotación mental, mientras que las mujeres tienden a ser más empáticas y obtener mejores resultados en pruebas de memoria y de lenguaje verbal.

6. La estructura y la función del cerebro cambian en respuesta a la experiencia

Por lo que cualquier observaron de las diferencias entre el cerebro de hombres y  mujeres también podrían deberse a diferencias en la crianza y la socialización. Sin embargo a la fecha se ha realizado muy poca investigación sobre cómo los diferentes estilos de crianza pueden influir en el desarrollo del cerebro.

7. Una hipótesis sostiene que el autismo podría ser una forma extrema del perfil cognitivo masculino normal

El cual se produciría como resultado de los altos niveles de testosterona en el útero. En consecuencia, las personas con autismo se centran más en patrones y detalles finos que en los pensamientos y las acciones de otras personas (empatia).

Esta hipótesis ha utilizado como una explicación de por qué el autismo es cuatro veces más frecuente en hombres que en mujeres, y por qué las personas con autismo pueden sobresalir en disciplinas como las matemáticas y la ingeniería.

También te puede interesar:

Deja un comentario