Markgraf-Ave / Pixabay

Última modificación:

La sabiduría tradicional nos ha sugerido que no es posible la creación de  nuevas células cerebrales, puesto que hemos nacido desde el principio con todas aquellas células neuronales que alguna vez necesitaremos y que una vez que estas preciosas neuronas mueren, ya se han ido para siempre.

¿Pero qué tan cierto es esta idea? ¿Es posible que  nuevas células cerebrales crezcan?

Mientras que la gran mayoría de las células neuronales se forman durante el desarrollo prenatal, hay ciertas áreas del cerebro que cumplen la función de crear nuevas células neuronales – un proceso conocido como neurogénesis -, durante la infancia.

Tal vez más sorprendente aún, es hay al menos un área importante del cerebro que sigue creando nuevas células a lo largo de toda nuestra vida.

Durante la década de 1990, los investigadores llevaron a cabo una serie de estudios que implicaban la inyección de los participantes con un compuesto radiactivo en el ADN celular y constató que había muchas neuronas que nacían y que, en poco tiempo, eran plenamente funcionales.

Los investigadores descubrieron que en el hipocampo – una región  cerebral asociada generalmente con la memoria, el aprendizaje y las emociones – continúa creando nuevas células neuronales hasta una edad avanzada.

Más tarde, estudios que utilizan el marcador de carbono-14, una técnica que puede ser utilizada para la medición de la edad de una célula, permitió a los investigadores confirmar que el hipocampo humano continúa generando nuevas células.

Las células en el hipocampo sin embargo también mueren continuamente.  La formación de nuevas células nerviosas le permite al hipocampo de mantener un equilibrio, aunque el número de células por lo general comienza a disminuir conforme aumenta la edad.

¿Por qué es la formación de nuevas células cerebrales fue un descubrimiento tan importante?

Los investigadores creen que esto plantea la posibilidad de tratamiento para las enfermedades degenerativas del cerebro, incluyendo enfermedades como las demencias de Alzheimer y  Parkinson.

También puede implicar que algún día los científicos pueden desarrollar nuevos tratamientos para traumas cerebrales y lesiones.

Si bien existían indicios sobre que el cerebro creaba nuevas células, durante décadas no fue posible confirmarlo hasta hace poco que la investigación ha confirmado dichas sospechas.

¿Por qué creímos en la idea de un cerebro estático después del nacimiento durante tanto tiempo?

En parte porque muchas científicos consideraban que con el objetivo de preservar los recuerdos de forma duradera y almacenar dicha  información durante un largo período de tiempo, era esencial que el cerebro fuera relativamente estable.

Actualmente, reconocemos que la neurogénesis adulta no sólo es posible, sino que es un proceso de ocurrencia regular.

Factores que pueden influir en la formación de nuevas células cerebrales

Resulta que el ejercicio no sólo es bueno para el cuerpo; sino también lo es para el cerebro.

En experimentos con ratas, los investigadores encontraron que el ejercicio aeróbico puede conducir a un aumento de la producción de células en el hipocampo, y este no fue el único beneficio porque a la vez también fueron más inteligentes.

Algunas investigaciones con seres humanos sugieren que el ejercicio también puede conducir a un aumento de la neurogénesis en adultos.

Además del ejercicio, la investigación en el campo ha encontrado que los ambientes de aprendizaje enriquecidos también pueden  contribuir a la supervivencia y la integración de nuevas células cerebrales.

Como era de esperar, la edad juega un papel importante en la neurogénesis.

Los investigadores han encontrado que la formación de nuevas células se reduce en gran medida en la región del hipocampo en los  animales de mayor edad.

Dado que las neuronas regularmente mueren, la reducción de la producción de nuevas células puede conducir a un agotamiento gradual de las neuronas del hipocampo.

En el momento en que un adulto alcanza la edad de los 80 años, puede haber perdido hasta un 20 por ciento de sus conexiones neuronales en dicha región del cerebro.

Aquellos que presentan dicha pérdida también pueden mostrar un menor rendimiento en las pruebas de memoria.

En conclusión: El cerebro continúa produciendo nuevas neuronas, incluso a medida que envejece.

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.