RaphaelJeanneret / Pixabay

¿Cuánto tiempo dedican a la práctica de la escritura cursiva los niños de hoy en día?

Actualmente quizás no mucho, teniendo en cuenta que las escuelas están cada vez más sistematizadas y se cambia rápidamente el lápiz por el teclado o las pantallas táctiles, dejando la escritura cursiva exclusivamente para el jardín de infantes y el primer grado.

Este cambio puede ser positivo, el dominio de las tecnologías de la información son habilidades esenciales en el siglo 21.

Sin embargo, una creciente cantidad de investigaciones parece revelar los beneficios de la escritura cursiva en el desarrollo de la mente de los niños.

Estos son cinco beneficios de que se obtienen de dicha práctica:

  1. Aprenden a leer mejor

“Los niños no sólo aprenden a leer con mayor rapidez cuando escriben a mano, sino que también son más capaces de generar ideas y retener información.”

Según afirma la psicóloga Maria Konnikova en un artículo del New York Times.

Muchas personas han experimentado, no importa si son niños o adultos, que al tomar notas por escrito su retención mejora considerablemente por lo cual lo que han escrito ya no es necesario.

Y lo que se retiene es superior a si los apuntes se realizan de otra forma, por ejemplo, con un notebook.

2. La escritura activa partes especificas del cerebro

Según investigaciones recientes escribir a mano activa zonas específicas de nuestro cerebro.

En un artículo publicado en la revista Journal of Learning Disabilities, se relacionó el lenguaje oral y escrito con la atención y las funciones ejecutivas en especial la planificación.

La autora principal, la doctora Virginia Berninger, profesora de psicología de la Universidad de Washington, afirma al respecto:

escribir a mano, es decir formar letras, involucra la mente, lo cual puede ayudar a que los niños presten atención al lenguaje escrito.

El proceso cognitivo de la lectura tiene relación con el proceso motriz de formación de las letras, en especial en cierta actividad en una región donde el lenguaje y lo visual se unen, el giro fusiforme, además otras áreas participan tales como el giro inferior frontal y regiones parietales posteriores del cerebro.

Al aprender la escritura manuscrita el cerebro de un niño deberá:

  • Distinguir cada trazo respecto a otros.
  • Aprender y memorizar el tamaño adecuado, oblicuidad de la forma global y la característica detallada de los rasgos de cada letra.
  • Desarrollar habilidades de categorización.

Dicha actividad no se presenta si se escribe por medio de un teclado.

3. Aumenta la creatividad

Este no fue el único hallazgo de la doctora Berninger, su investigación también encontró que los niños que escribían a mano sus ensayos en vez de usar medios electrónicos, no sólo lo hacían con mayor rapidez, sino que además tenían más ideas como resultado y obtenían mejores calificaciones.

4. Aprenden algo más que habilidades motoras finas

Extender el aprendizaje de la caligrafía más allá del tercer grado puede tener efectos benéficos en el desarrollo de habilidades, increíblemente complejas y poderosas que pueden hacer la diferencia el resto de sus vidas.

Los efectos pueden ser similares a los que se obtienen al aprender a tocar un instrumento musical.

La diferencia es que no todos tienen los medios para pagar clases de música, pero si tienen acceso a un lápiz y papel.

5. Puede ayudar a prevenir la dislexia

La investigación también ha revelado que la escritura en especial la cursiva puede ayudarlos a prevenir la disgrafía, o trastorno de la capacidad de escribir correctamente las letras y que puede involucrar inversiones tales como confundir la b con la d.

La disgrafía no es lo mismo que dislexia la cual se refiere más a dificultades con la lectura, pero estas dos condiciones a menudo coexisten.

Por lo cual una mejora en una de estas habilidades también lo hará con la otra.

6. Niños con una mejor escritura tienen un cerebro más activo

Según la investigación de la doctora Berninger, los niños con buena letra también mostraron una mayor actividad neuronal que sus pares con mala letra.

Aunque la razón no está clara, si es que debido a que tienen unos cerebros más activos generan una letra mejor o por el contrario, si piensan mejor debido a que tienen una mejor escritura manual.

En conclusión, si quiere niños más inteligentes ayúdeles a dejar de lado el teclado y las pantallas táctiles y fomente la escritura cursiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.