Photo by Chill Mimi

La ansiedad social en niños es un trastorno que fácilmente puede pasar desapercibido al ser confundido con la timidez propia de algunos niños a esta edad, sin embargo es importante reconocer los signos de este trastorno ya que su tratamiento temprano ayuda a evitar futuras complicaciones, que a largo plazo pueden conllevar un desajuste en la adolescencia y la adultez.

La ansiedad social genera un sufrimiento en el niño que interfiere con el normal desarrollo de habilidades sociales adecuadas y en la autoevaluación negativa que generan conductas de evitación en una gran variedad de situaciones sociales.

Un niño con este trastorno puede llegar a sentirse aterrorizado por reuniones sociales informales y estar preocupado por lo que le diga o haga lo pueda humillar delante de los demás.

Factores que causan la ansiedad social en niños

La ansiedad social en niños puede ser causada tanto por causas externas así como por factores internos.   Algunos de los factores que se consideran responsables de la Ansiedad Social en niños pequeños son:

  1. La herencia

Los datos de investigaciones apoyan la idea de un factor hereditario, si el niño tiene algún familiar de primer grado de consanguinidad que sufre de ansiedad social, entonces existen mayores posibilidades de que el niño también padezca de este mismo mal.

  1. Los padres

Aunque más que factores genéticos, los estilos de crianza pueden ser la causa.  Los padres pueden ser un factor causante del trastorno de ansiedad, al ser demasiado críticos con los niños o al tener un estilo de crianza sobreprotector o rígido que contribuye a la ansiedad social de los niños.

  1. La baja autoestima

Cuando los niños tienen una autoestima baja suelen fijarse más en las características negativas de su personalidad, lo que los convierte en más susceptibles a padecer de este trastorno.

  1. Las experiencias

Cuando un niño ha sufrido alguna experiencia traumática como la muerte de alguna persona muy cercana o que se burlen de él en la escuela todo el grupo de sus compañeros, estos incidentes entonces podrían conducir a la ansiedad social.

Síntomas de la ansiedad social en niños

El Trastorno de Ansiedad Social en niños puede ser difícil de detectar puesto que puede ser confundido con timidez.   Existen algunos síntomas que se pueden observar que revelarían si un niño sufre de este trastorno.

  • Si el niño constantemente se “enferma”, le duele el estómago, presenta sudoración profusa, falta de aire, justo antes de enfrentar una situación social como por ejemplo una reunión, fiesta o en muchos casos antes de ir a la escuela.
  • Incluso cuando el niño se encuentra en una situación social, trata de esconderse y evita establecer contacto como si tratara de “ser invisible”, para que nadie le hable.
  • Tareas habituales como leer en clase, hablar con adultos o realizar presentaciones delante de extraños pueden causar una angustia extrema.

En los niños la ansiedad también se puede expresar por medio del llanto, oposición, berrinches y la necesidad imperiosa de evitar la situación, a diferencia de los adultos, los niños no tienen porque reconocer lo irracional de su miedo.

 

Tratamiento de la ansiedad social en niños

Si la ansiedad social se prolonga podría conducir a la depresión, afortunadamente es un trastorno que perfectamente se puede tratar y lograr buenos resultados, cuanto antes se detecte este trastorno en los niños, más fácil será para ellos que puedan superar esta circunstancia, los siguientes son algunos de tratamientos posibles:

  1. Medicación

Aunque con niños no es lo más recomendable y es la última opción en casos demasiado extremos y difíciles de controlar, estos solo deben usarse si son prescritos por un profesional medicina especializado en pediatría y con suficientes conocimientos en trastornos de ansiedad.

  1. Mindfulness

Técnicas básicas de conciencia plena y enseñar a respirar, calma al niño cuando se siente ansioso,  le ayuda a enfrentar la ansiedad, la respiración si se practica regularmente puede tener efectos sorprendentes contra este trastorno.

  1. Terapia Cognitivo Conductual.

El objetivo de este tipo de terapia es generar estrategias de afrontamiento que el niño puede desarrollar de tal forma que cuando tenga que enfrentarse con estos sentimientos de ansiedad, posea las habilidades para cambiar los patrones de pensamiento con el fin de superar este trastorno.

Otros enfoques que se han utilizado para el tratamiento de la fobia social en niños son el Entrenamiento en habilidades sociales, terapia familiar y la psicoeducación.

Pero como todos sabemos, es mejor prevenir que curar. Los padres pueden asegurarse que su hijo tiene un adecuado y equilibrado ambiente en el hogar, lo cual ayudara a detectar mejor los cambios en su comportamiento e intervenir prontamente.

En todo caso si tiene inquietudes no dude en consultar con un profesional de la salud mental.

Deja un comentario