Alexas_Fotos / Pixabay

Última modificación:

Desde juegos mentales diseñados para mejorar el desempeño mental (mental fitness), a los que son utilizados para simular problemas en el mundo real, hasta los que son creados exclusivamente para entretener, los videojuegos de hoy en día pueden tener una variedad de impactos potenciales en el cerebro.

Un reciente artículo sostiene que son las específicas del contenido, dinámica y mecánica de los juegos individuales lo que determina sus efectos sobre el cerebro y al parecer los videojuegos de acción son los que podrían tener beneficios especialmente positivos.

El artículo publicado en la última edición de Policy Insights from the Behavioral and Brain Sciences,  de la Federation of Associations in Behavioral & Brain Sciences (FABBS) revista publicada por SAGE.

«El término videojuegos se refiere a miles de muy dispares tipos de experiencias, que van desde simples juegos de cartas computarizados a mundos ricamente detallados de fantasía realista, pueden ser una actividad puramente solitaria o implicar a cientos de personas. Una buena analogía son los alimentos conservados – uno nunca pregunta, ‘¿Cuál es el efecto de consumir estos alimentos para el cuerpo? En lugar de ello, se entiende que los efectos de un determinado tipo de alimentos depende de su composición tales como la cantidad de calorías; su porcentaje de proteína, grasa, y carbohidratos; el contenido de vitaminas y minerales, y así sucesivamente«,  afirmaron los investigadores.

Al analizar la ciencia de los efectos cognitivos de los videojuegos, los Doctores. C. Shawn Green y Aaron R. Seitz escribieron que los videojuegos de acción que cuentan con objetivos de movimiento rápido que entran y salen del campo visual, incluyen una gran cantidad de confusión y que requieren que el usuario tome decisiones rápidas y precisas; tienen un particular impacto cognitivo positivo, incluso mejor en comparación con los juegos mentales, que se diseñan específicamente para mejorar la función cognitiva.

Los videojuegos de acción se han relacionado con la mejora de las habilidades como la atención, el procesamiento cerebral y las funciones cognitivas incluyendo la visión de bajo nivel a través de las habilidades cognitivas de alto nivel.  Muchos otros tipos de juegos no producen un impacto equivalente en la percepción y la cognición«, los investigadores comentaron. «Los juegos mentales típicamente incorporan algunas de las cualidades de los videojuegos comerciales vinculadas con el mejoramiento cognitivo.

Green y Seitz señalaron que mientras que los videojuegos de acción en particular no se han relacionado con problemas con el sostenimiento de la atención, la investigación ha demostrado que la cantidad total invertida en videojuegos predice el pobre desempeño de la atención en el aula de clase.

Por otra parte, se sabe que los videojuegos impactan no sólo la función cognitiva, sino también muchos otros aspectos del comportamiento; incluyendo funciones sociales y este impacto puede ser positivo o negativo dependiendo del contenido de los juegos.

Los videojuego modernos se han convertido en experiencias sofisticadas que ejemplifican muchos principios conocidos por los psicólogos, neurólogos, y educadores que son fundamentales para alterar el comportamiento, promueven el aprendizaje y la plasticidad cerebral.  Los videojuegos, por su propia naturaleza, implican formas predominantemente activas de aprendizaje (es decir, creando respuestas y recibiendo retroalimentación inmediata de la información), lo cual es típicamente más efectivo que el aprendizaje pasivo.

Este artículo se reproduce con información publicada por SAGE Publications

Fecha de publicación: 1 de octubre de 2015

Referencia:  S. Green, A. R. Seitz. The Impacts of Video Games on Cognition (and How the Government Can Guide the Industry). Policy Insights from the Behavioral and Brain Sciences, 2015; 2 (1): 101 DOI: 10.1177/2372732215601121

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.