¿Cómo afecta el uso habitual de las redes sociales al cerebro de los adolescentes?

Un estudio reciente publicado en JAMA Pediatrics sugiere que la revisión habitual de las redes sociales puede afectar al desarrollo del cerebro de los adolescentes. La investigación sobre neuroimagen revela que la frecuencia con la que se consultan las redes sociales está relacionada con cambios en la sensibilidad neuronal a la anticipación de recompensas y castigos sociales. El estudio fue realizado por Kara A. Fox, estudiante de doctorado de la Universidad de Carolina del Norte.

La adolescencia es un periodo significativo para el desarrollo neuronal y el uso extensivo de los medios sociales puede alterar esta trayectoria. Las redes sociales ofrecen recompensas instantáneas, como likes y comentarios, a las que los adolescentes pueden acceder en cualquier momento que lo deseen. Los investigadores plantearon la hipótesis de que los adolescentes que consultan las redes sociales con más frecuencia mostrarían una mayor sensibilidad a la retroalimentación social.

En el estudio participaron 169 alumnos de sexto y séptimo curso de tres centros de enseñanza media de Carolina del Norte. Se pidió a los participantes que informaran sobre la frecuencia con la que consultaban las redes sociales. También se les administró una sesión anual de imágenes cerebrales durante tres años, en la que realizaron una tarea de recompensa diferida (Retraso del Incentivo Social).

En esta tarea, se presentaba a los participantes una señal que indicaba la posibilidad de recibir una respuesta social en forma de recompensa, castigo o respuesta neutra. Su tiempo de respuesta determinaba el tipo de retroalimentación social que recibían.

El estudio descubrió que los adolescentes que consultaban con frecuencia Facebook, Instagram y Snapchat presentaban una actividad cerebral reducida al inicio del estudio en la amígdala, la ínsula posterior, el estriado ventral y el córtex prefrontal dorsolateral cuando esperaban recibir recompensas o castigos sociales.

Leer:  Estadio psicosocial 5: Identidad del Yo versus Confusión de roles

Sin embargo, los adolescentes con conductas de control habituales mostraron un aumento de la activación en estas regiones, mientras que aquellos con conductas de control no habituales mostraron una disminución de la activación con el paso del tiempo.

Los investigadores observaron que estas diferencias en el desarrollo cerebral eran evidentes al inicio del estudio. Los adolescentes que consultaban habitualmente las redes sociales empezaron siendo menos sensibles a la retroalimentación social que los que lo hacían a niveles bajos o moderados. Por tanto, el estudio subraya la importancia de comprender los comportamientos de uso de las redes sociales y el desarrollo cerebral desde una edad temprana.

Los adolescentes que consultan con frecuencia las redes sociales pueden sufrir diversas repercusiones psicológicas, como ciberacoso, comparación social, miedo a perderse algo (FOMO), y efectos negativos en la salud mental. El estudio indica que el uso de las redes sociales puede moldear las experiencias sociales de los adolescentes, afectar a su autoestima e influir en la formación de su identidad.

Sin embargo, los investigadores advierten que es demasiado pronto para decir si estos resultados son positivos o negativos. Es posible que la creciente sensibilidad sea adaptativa y que el cerebro se esté adecuando para navegar mejor por los entornos digitales, que forman parte irrevocable de nuestro mundo.

La consulta habitual de las redes sociales puede afectar a la sensibilidad neuronal de los jóvenes adolescentes a la retroalimentación social. El estudio subraya la necesidad de seguir investigando sobre los comportamientos de uso de las redes sociales y su impacto en el desarrollo del cerebro. Adolescentes, padres y educadores deben ser conscientes de los efectos psicológicos del uso de las redes sociales y tomar las medidas adecuadas para mitigar cualquier impacto negativo.

Leer:  El secreto de los “súper ancianos” para tener un cerebro siempre joven

Una de las autoras del artículo invitó a quien esté interesado en cómo el uso de la tecnología puede afectar el desarrollo y el bienestar a visitar el sitio web: https://www.teensandtech.org/ para obtener más información y recursos.

El estudio, “Association of Habitual Checking Behaviors on Social Media With Longitudinal Functional Brain Development ”, fue escrito por Maria T. Maza, Kara A. Fox, Seh-Joo Kwon, Jessica E. Flannery, Kristen A. Lindquist, Mitchell J. Printstein y Eva H. Telzer.

Carlos Vergara Cano

Psicólogo y Administrador en Servicios de Salud graduado en la Universidad de Antioquia, con experiencia en intervención individual y grupal con niños, adultos y familias. Experiencia en investigación cuantitativa, evaluación, diagnóstico e intervención psicológica con niños, adultos y familias. Intervención grupal con niños, adolescentes y padres de familia, Planeación y formulación de Políticas Públicas en Salud

Advertisement