401711 / Pixabay

Última modificación:

Un estudio publicado en PLOS One Journal por investigadores de la Universidad Cardiff,  realizado durante 35 años revela que las personas que siguieron al menos cuatro de los siguientes cinco hábitos saludables redujeron su riesgo de padecer de demencia y deterioro cognitivo al ir envejeciendo en un  60 por ciento.

Este estudio es el más largo en su tipo en abordar la influencia de los factores ambientales en una enfermedad crónica como la demencia.  Los comportamientos se refieren a:

  1. Realizar ejercicio regularmente
  2. No fumar
  3. Mantener un peso corporal bajo
  4. Seguir una dieta saludable
  5. Consumo bajo de alcohol

Uno de los hallazgos más importantes hallados por los investigadores fue sobre la práctica del ejercicio regular.      El ejercicio es el factor protector más efectivo contra el deterioro cognitivo y la demencia.    El autor principal del estudio, el profesor Peter Elwood, dice al respecto:

Reducción del número de casos de enfermedad debido a estos sencillos hábitos saludables realmente nos ha sorprendido y es de enorme importancia en cuanto al envejecimiento de la población.

Lo que la investigación revela es que siguiendo un estilo de vida saludable confiere sorprendentes grandes beneficios para la salud, – los comportamientos saludables tiene un efecto mucho más benéfico que cualquier otro tratamiento médico o procedimiento preventivo.

Bueno para el corazón y el cerebro

Incluso practicar solo uno de estos hábitos de vida saludables sería suficiente para reducir en una cuarta parte el riesgo de padecer demencia.

Estas conclusiones se basan en un estudio realizado con 2235 hombres en el Reino Unido a quienes se les realizó un seguimiento durante un período de 35 años (Elwood et al., 2013).

Uno de los principales objetivos de la investigación fue determinar la relación entre el estilo de vida, el deterioro cognitivo y la enfermedad a lo largo de 35 años.  Los beneficios obtenidos no solo disminuyen el riego de deterioro cognitivo sino que también se observaron beneficios en la salud física.

El Dr. Doug Brown, de la Sociedad de Alzheimer, dijo al respecto:

Hemos sabido por algún tiempo que lo que es bueno para el corazón también es bueno para el cerebro, y este estudio proporciona más evidencia para demostrar que la vida sana podría reducir significativamente las probabilidades de desarrollar demencia.

El estudio también mostró que son pocas las personas que siguen un estilo de vida completamente sano, aunque el número de personas que fuma ha disminuido desde que comenzó el estudio,  son pocos los que mantienen un estilo completamente sano.

Estudios en Gales indican que menos del uno por ciento siguen un estilo de vida completamente sano, teniendo en cuenta estos cinco comportamientos saludables y menos del cinco por ciento no siguen ningún tipo de conducta saludable.

La impresión que deja este estudio es que debemos considerar nuestro estilo de vida y adoptar de un estilo de vida más saludable lo cual nos permitiría reducir nuestro el riesgo de enfermedad cardiovascular y demencia.

Infografía: cinco hábitos para reducir la demencia
Infografía: cinco hábitos para reducir la demencia
publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.