¿Qué es el enfoque humanista en Psicología?

El enfoque humanista en Psicología se centra en el ser humano y su desarrollo integral, principales características y su importancia actual.

Carlos Vergara Cano

Actualizado el

Enfoque humanista en Psicología
Imagen creada con canva.

Hacia la década de 1950 la psicología estaba en una encrucijada, por un lado, se encontraba el enfoque conductual el cual se centraba exclusivamente en la conducta observable y en el método científico riguroso, en la otra esquina, las corrientes influenciadas por el psicoanálisis se enfocaban en la patología, en el determinismo del inconsciente y las pulsiones.

El enfoque humanista de la psicología surge como una rebelión contra lo que algunos psicólogos consideraban las limitaciones de estas perspectivas teóricas.

La “tercera fuerza” como también se le denominó en esa época, rechazó los supuestos del conductismo, el cual caracterizó por determinista, demasiado centrado en el refuerzo, en el paradigma de estímulo-respuesta y dependiente de la investigación con animales.

También rechazaron el enfoque psicodinámico por centrarse solo en fuerzas irracionales e instintivas inconscientes como determinantes del ser humano.

Los supuestos fundamentales de estas dos corrientes fueron considerados deshumanizadoras (Maslow, 1968), por lo cual la “tercera fuerza” pretendía centrarse en el individuo como un ser integral y único, sus ideas desafiaban una visión reduccionista del sujeto, que lo etiquetaban como: “conducta observable”, o el “resultado de las experiencias traumáticas de la infancia”.

Los psicólogos humanistas creyeron en la importancia del crecimiento personal, la autoexploración y el desarrollo del potencial humano, promoviendo un enfoque más positivo y esperanzador.

La influencia de la psicología humanista se expandió significativamente desde entonces, su impacto puede ser comprendido a través de tres áreas principales:

  1. Presentó un nuevo conjunto de valores que ayudaron a comprender la naturaleza y condición humana desde una perspectiva más amplia y profunda.
  2. Proporcionó un horizonte ampliado de métodos de investigación en el estudio del comportamiento humano, lo que permitió una mejor comprensión y análisis de los aspectos más complejos de la conducta humana.
  3. Ofreció una gama más amplia de métodos eficaces en la práctica profesional de la psicoterapia, lo que permitió a los terapeutas adaptar su enfoque a las necesidades específicas de cada paciente de manera más efectiva.

Breve historia del humanismo en psicología

Abraham Maslow y Carl Rogers: Teóricos Clave de la Psicología Humanista

La psicología humanista se desarrolló gracias a los trabajos de varios teóricos clave, entre los que destacan Abraham Maslow y Carl Rogers. En 1943, Maslow publicó "A Theory of Human Motivation" en la revista Psychological Review, donde describió su jerarquía de necesidades.

Posteriormente, a finales de la década de 1950, Maslow y otros psicólogos se reunieron para discutir la creación de una organización profesional dedicada a un enfoque más humanista de la psicología. Estos profesionales acordaron que la autorrealización, la creatividad, la individualidad y otros temas relacionados eran los temas centrales de este nuevo enfoque.

Por su parte, Carl Rogers publicó en 1951 "Terapia centrada en el cliente", donde describió su enfoque humanista y centrado en el cliente de la terapia. En 1961, se fundó el Journal of Humanistic Psychology y ese mismo año se creó la Asociación Americana de Psicología Humanista. En 1971, la psicología humanista se convirtió en una división de la APA.

La Psicología Humanista como "Tercera Fuerza" de la Psicología

En 1962, Maslow publicó "Hacia una psicología del ser", donde describió la psicología humanista como la "tercera fuerza" de la psicología, después del psicoanálisis y el conductismo. Maslow argumentó que la psicología humanista se centraba en la experiencia subjetiva y la realización personal, mientras que el psicoanálisis y el conductismo se centraban en la enfermedad y el comportamiento, respectivamente.

Leer:  Las 5 principales perspectivas psicológicas de la actualidad

Principios básicos de la psicología humanista

Los seres humanos tienen libre albedrio

Desde la perspectiva humanista, se parte del supuesto existencial de que los seres humanos tienen libre albedrío. La agencia personal o la capacidad de obrar, implica las elecciones que tomamos en la vida, los caminos que seguimos y sus consecuencias.

Las personas son en esencia buenas y poseen una necesidad innata de mejorarse a sí mismas y al mundo

El enfoque humanista destaca la importancia del individuo y su valor personal, reconociendo la naturaleza activa y creativa del ser humano, además, se centra en los valores humanos y en el desarrollo de la autorrealización, enfatizando el potencial de crecimiento y superación personal.

Las personas están motivadas para autorrealizarse

Tanto Carl Rogers como Abraham Maslow, dos de los principales exponentes del humanismo, conciben la autorrealización como una necesidad humana básica y un objetivo a alcanzar en la vida. Según ellos, cada persona tiene una tendencia innata hacia el crecimiento, la mejora constante de sí misma, busca continuamente su propio desarrollo y bienestar.

Lo más importante son las experiencias subjetivas y conscientes del individuo

Los psicólogos humanistas creen que la realidad objetiva es menos relevante que la percepción y comprensión subjetivas del mundo por parte de la persona. Por eso, a veces se utiliza el término "fenomenológico" para referirse a este enfoque, ya que la personalidad se estudia desde el punto de vista de la experiencia subjetiva del individuo.

Para Rogers el centro de la psicología no es la conducta, el inconsciente, el pensamiento o el cerebro humano, sino cómo los individuos perciben e interpretan los acontecimientos, por tanto, Rogers reorientó la psicología hacia el estudio del yo.

El humanismo rechaza la metodología científica

Tanto Rogers como Maslow mostraron poco interés por la psicología científica y su uso de laboratorios para estudiar el comportamiento humano y animal. El humanismo, por su parte, tiende a rechazar la metodología científica tradicional y prefiere en su lugar utilizar métodos de investigación cualitativos como relatos de diarios, cuestionarios abiertos, entrevistas y observaciones no estructuradas.

Estos métodos son útiles para estudios a nivel individual y para conocer en profundidad la forma de pensar o sentir de las personas, como en el caso de estudios de casos. Para comprender realmente a otras personas, se considera importante sentarse a hablar con ellas, compartir sus experiencias y estar abiertos a sus sentimientos.

El humanismo rechazó la psicología comparada (el estudio de los animales) porque no nos dice nada sobre las propiedades únicas de los seres humanos

El humanismo considera que los seres humanos son fundamentalmente distintos de otros animales, principalmente porque son seres conscientes capaces de pensar, razonar y comunicarse mediante el lenguaje.

Por esta razón, los psicólogos humanistas le otorgan poco valor a la investigación en animales como ratas, palomas o monos. Según su perspectiva, este tipo de investigaciones nos dicen muy poco sobre el pensamiento, comportamiento y experiencia humana.

Aplicaciones actuales de la psicología humanista

La psicología humanista se enfoca en el potencial individual de cada persona y destaca la importancia del crecimiento y la autorrealización. Su creencia fundamental es que las personas son inherentemente buenas y que los problemas mentales y sociales se originan por desviaciones de esta tendencia natural.

La psicología humanista también sugiere que las personas poseen capacidad de obrar y que están motivadas a utilizar su libre albedrío para alcanzar su pleno potencial como seres humanos.

La necesidad de satisfacción y crecimiento personal es un motivador clave de todo comportamiento. Las personas buscan continuamente nuevas formas de crecer, mejorar, aprender, experimentar el crecimiento psicológico y la autorrealización.

Algunas de las aplicaciones de la psicología humanista en el campo de la psicología incluyen:

  • Terapia humanista: Han surgido varios tipos diferentes de psicoterapia que se basan en los principios del humanismo. Estos incluyen la terapia centrada en el cliente, la terapia existencial y la terapia Gestalt.
  • Desarrollo personal: Debido a que el humanismo enfatiza la importancia de la autorrealización y alcanzar el máximo potencial, se puede utilizar como herramienta de autodescubrimiento y desarrollo personal.
  • Cambio social: Otro aspecto importante del humanismo es mejorar las comunidades y las sociedades. Para que las personas sean saludables y completas, es importante desarrollar sociedades que fomenten el bienestar personal y proporcionen apoyo social.
Leer:  ¿En qué consiste el enfoque conductual en psicología?

El Movimiento Humanista y su Impacto en la Psicología

El movimiento humanista tuvo un enorme impacto en el curso de la psicología y contribuyó con nuevas formas de pensar sobre la salud mental. Ofreció un enfoque nuevo para comprender los comportamientos y motivaciones humanas, lo que llevó al desarrollo de nuevas técnicas y enfoques para la psicoterapia.

Algunas de las principales ideas y conceptos que surgieron como resultado del movimiento de la psicología humanista incluyen un énfasis en aspectos tales como:

Terapia centrada en el cliente

Esta terapia se enfoca en la idea de que el cliente es el experto en su propia vida y que el terapeuta debe proporcionar un ambiente de apoyo y comprensión para que el cliente pueda explorar y desarrollar su propio potencial.

Libre albedrío

Es uno de los conceptos fundamentales del humanismo y consiste en la capacidad de los individuos de elegir y tomar decisiones conscientes y voluntarias en sus vidas, en lugar de ser controlados por factores externos.

Persona plenamente funcional

Este concepto se refiere a un individuo que es consciente, abierto, experimenta sus emociones y se acepta a sí mismo tal como es, en lugar de tratar de ser lo que otros quieren que sea.

Jerarquía de necesidades

Esta teoría propone que los individuos tienen una serie de necesidades que deben satisfacer para lograr una vida satisfactoria y equilibrada. Esta jerarquía se presenta en una estructura de pirámide que incluye necesidades básicas, psicológicas y de autorrealización.

Experiencias cumbre

Otro concepto fundamental del movimiento humanista es el de las experiencias cumbre. Estas experiencias se refieren a momentos de intensa felicidad, gratificación y satisfacción que una persona puede experimentar en la vida. Las experiencias cumbre pueden ser un medio para alcanzar la autorrealización.

Autorrealización

La autorrealización se refiere a la capacidad de un individuo para alcanzar su máximo potencial en la vida. Este concepto se relaciona con la idea de la persona plenamente funcional y la jerarquía de necesidades y es un objetivo fundamental de la terapia humanista.

Autoconcepto

El autoconcepto se refiere a la forma en que un individuo se ve y se percibe a sí mismo. Los humanistas creen que un autoconcepto positivo y saludable es esencial para el bienestar mental y emocional.

Respeto positivo incondicional

Se refiere a la aceptación y valoración incondicional de un individuo, sin importar sus acciones o comportamientos, esta idea es un componente esencial de la terapia centrada en el cliente y puede ayudar a fomentar la autoaceptación y el crecimiento personal.

Críticas al enfoque humanista en psicología

La psicología humanista se basa en las experiencias subjetivas de los individuos, lo que puede dificultar la medición, registro y estudio objetivo de las variables y características humanistas. La recolección de datos cualitativos hace casi imposible medir y verificar cualquier observación hecha en terapia. No solo podría ser difícil comparar un conjunto de datos cualitativos con otro, sino que la falta general de datos cuantitativos significa que las teorías clave no pueden ser respaldadas por pruebas empíricas.

Leer:  La Terapia Centrada en la Persona de Carl Rogers

Otras críticas del enfoque incluyen su falta de efectividad en el tratamiento de problemas de salud mental graves y las generalizaciones hechas sobre la naturaleza humana, así como el rechazo completo de algunos conceptos importantes de la psicología conductista y psicoanalítica.

Por ejemplo, aunque la psicología humanista sostiene que los estudios animales son inútiles en el estudio del comportamiento humano, algunas de estas investigaciones han llevado a conceptos que son aplicables a las personas. Además, la psicología humanista se centra exclusivamente en el libre albedrío y la mente consciente, pero la mente inconsciente juega un papel significativo en la psicología humana.

La psicología humanista ha sido criticada por su falta de efectividad en el tratamiento de enfermedades mentales graves, como la esquizofrenia y la depresión mayor. Esta crítica se debe en parte a la falta de enfoque en el comportamiento desadaptativo y la complejidad de las condiciones de salud mental graves.

La psicología humanista se centra en la mejora de la autoestima, el autoconcepto y la percepción de uno mismo, lo que puede no ser suficiente para tratar problemas más profundos.

Por ejemplo, la psicología humanista a menudo se basa en la terapia centrada en la persona, que se centra en la relación terapéutica entre el terapeuta y el paciente. Aunque esta terapia puede ser efectiva para problemas menos graves, puede no ser suficiente para tratar afecciones más graves que requieren un enfoque más estructurado y basado en la evidencia.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el origen de la Psicología Humanista?

La Psicología Humanista surge en los años 50 y 60 del siglo XX, como una respuesta a las limitaciones de la Psicología Conductista y la Psicología Psicoanalítica. Esta corriente se enfoca en el ser humano en su totalidad, es decir, en su dimensión cognitiva, emocional, social y espiritual.

¿Qué aportaciones ha hecho la Psicología Humanista a la Psicología?

La Psicología Humanista ha realizado importantes aportaciones a la Psicología, entre las que destacan el concepto de autorrealización, la importancia de la autoestima y el enfoque en la experiencia subjetiva del individuo, entre otros.

¿En qué se diferencia la Psicología Humanista de otras corrientes teóricas?

La Psicología Humanista se diferencia de otras corrientes teóricas por su enfoque en el ser humano como un todo, su valoración positiva del ser humano, su enfoque centrado en el presente, su énfasis en el papel activo del individuo en su propio desarrollo y su consideración de la importancia del aquí y ahora.

Referencias bibliográficas
  • Bland, Andrew & Derobertis, Eugene. (2017). The Humanistic Perspective in Psychology. 10.1007/978-3-319-28099-8_1484-2.
  • Maslow, A. H. (1968). Toward a psychology of being.
  • McLeod, S. A. (2015). Humanism. Simply Psychology. www.simplypsychology.org/humanistic.html
  • Peláez S, M. et al (2013). Re-conocer los pasos, retos para el futuro: la investigación en psicología humanista. Psicología desde el caribe, 30(2).  Pág. 416-448. Disponible en: http://www.scielo.org.co/pdf/psdc/v30n2/v30n2a09.pdf
  • Resnick, Stella & Warmoth, Arthur & Serlin, Ilene. (2001). The Humanistic Psychology and Positive Psychology Connection: Implications for Psychotherapy. Journal of Humanistic Psychology - J HUM PSYCHOL. 41. 73-101. 10.1177/0022167801411006.
  • Riveros A, E. (2014). La psicología humanista sus orígenes y su significado en el mundo de la psicoterapia a medio siglo de existencia. Ajayu, 12(2). Pág. 135-186. Disponible en: http://www.scielo.org.bo/pdf/rap/v12n2/v12n2a1.pdf
Carlos Vergara Cano

Psicólogo y Administrador en Servicios de Salud graduado en la Universidad de Antioquia, con experiencia en intervención individual y grupal con niños, adultos y familias. Experiencia en investigación cuantitativa, evaluación, diagnóstico e intervención psicológica con niños, adultos y familias. Intervención grupal con niños, adolescentes y padres de familia, Planeación y formulación de Políticas Públicas en Salud