Última modificación:

¿Qué es el conductismo y en que consiste?

El conductismo, también conocido como psicología comportamental, es una teoría del aprendizaje basada en la idea de que todos los comportamientos se adquieren a través del condicionamiento.

El condicionamiento ocurre a través de la interacción con el medio ambiente. Los conductistas creen que nuestras respuestas a los estímulos ambientales moldean nuestras acciones.

De acuerdo con esta escuela de pensamiento, el comportamiento se puede estudiar de una manera sistemática y observable independientemente de los estados mentales internos.

Básicamente, solo debe considerarse el comportamiento observable: las cogniciones, las emociones y los estados de ánimo son demasiado subjetivos.

Los conductistas estrictos creían que cualquier persona puede ser potencialmente entrenada para realizar cualquier tarea, independientemente de su origen genético, rasgos de personalidad y pensamientos internos, dentro de los límites de sus capacidades físicas, solo se requiere del condicionamiento correcto.

Este enfoque psicológico enfatiza en el método científico y en los objetivos de investigación, por lo cual solo se relaciona con las conductas observables de estímulo-respuesta y establece que todos los comportamientos se aprenden mediante la interacción con el entorno.

 

Breve historia del conductismo

El conductismo se estableció formalmente con la publicación de 1913 del clásico de John B. Watson, «La psicología tal como la ve el conductista«.  Watson creía firmemente que la conducta humana puede ser modelada en su totalidad, como lo resume una de sus frases mas populares:

 Dadme una docena de niños sanos, bien formados, para que los eduque, y yo me comprometo a elegir uno de ellos al azar y adiestrarlo para que se convierta en un especialista de cualquier tipo que yo pueda escoger -médico, abogado, artista, hombre de negocios e incluso mendigo o ladrón- prescindiendo de su talento, inclinaciones, tendencias, aptitudes, vocaciones y raza de sus antepasados ​».

Watson quien es considerado como el padre del conductismo, al igual que los conductistas estrictos crían que el comportamiento es el resultado de la experiencia.

Según el conductismo clásico cualquier persona, independientemente de su origen, puede ser entrenada para actuar de una manera particular mediante el condicionamiento correcto.

Desde aproximadamente la década de 1920 hasta mediados de la década de 1950, el conductismo se consolido como la escuela de pensamiento dominante en la psicología.

Algunos autores sugieren que la popularidad de la psicología comportamental surgió del deseo de establecer la psicología como una ciencia objetiva y mensurable.

Los investigadores estaban interesados ​​en crear teorías que pudieran ser descritas claramente y medirse empíricamente, pero también pudieran ser empleadas para realizar contribuciones las cuales lograran influir en el tejido de la vida cotidiana de los seres humanos.

Existen dos principales vertientes del condicionamiento:

El condicionamiento clásico

Es una técnica utilizada con frecuencia en el entrenamiento comportamental en la cual un estímulo previamente neutral se combina con una respuesta automática o refleja (respuesta no condicionada).

Eventualmente, el estímulo neutral puede llegar a evocar la respuesta refleja sin necesidad del estímulo natural que lo provoca, el estímulo asociado se denomina ahora como el estímulo condicionado y el comportamiento aprendido como respuesta condicionada.

El condicionamiento operante

Tambien se le conoce como condicionamiento instrumental, es un proceso de aprendizaje el cual ocurre a través de refuerzo y castigo.  Por medio del condicionamiento operante se establece una asociación entre un comportamiento y una consecuencia para dicha conducta.

Cuando después de una acción sigue un resultado deseable, es más probable este se vuelva a repetir en el futuro.  Las respuestas seguidas de resultados adversos, por otro lado, tienen menos probabilidades de volver a ocurrir en el futuro.

1897Pavlov publicó los resultados de un experimento sobre condicionamiento después de estudiar originalmente la digestión en perros.
1913Watson  lanza la escuela conductual de la psicología, al publicar su  artículo, «La psicología tal como la ve el conductista».
1920Watson y Rayner condicionaron a un huérfano llamado Albert B, también conocido como el pequeño Albert, para temerle a una rata blanca.
1925Thorndike formalizó la Ley del Efecto.
1936Skinner escribió su libro “El comportamiento de los organismos” e introdujo los conceptos de condicionamiento operante y modelado.
1943Se publica “los Principios de conducta” de Clark Hull.
1948BF Skinner publicó su novela “Walden dos”, en la que describió una sociedad utópica fundada sobre principios conductistas.
1958Es fundada la Revista “Journal of the Experimental Analysis of Behavior”.
1959Chomsky  publicó su crítica al conductismo de Skinner, «A Review of Verbal Behavior«.
1963Bandura publica un libro “Aprendizaje social y desarrollo de la personalidad” que combina marcos cognitivos y conductuales.
1971BF Skinner (1971) publicó su libro, “Más allá de la libertad y la dignidad”, donde argumenta que el libre albedrío es una ilusión.

 

 

Supuestos básicos del conductismo

  • Todo el comportamiento se aprende del medio ambiente:

El conductismo enfatiza el papel de los factores ambientales en la influencia del comportamiento, hasta la casi exclusión de factores innatos o heredados. Esto equivale esencialmente a un enfoque centrado en el aprendizaje.

Aprendemos un nuevo comportamiento a través del condicionamiento clásico u operante. Por lo tanto, cuando nacemos, nuestra mente es una ‘tabula rasa’ (una pizarra en blanco).

  • La psicología debe ser vista como una ciencia:

Las teorías necesitan ser respaldadas por datos empíricos obtenidos a través de una observación y medición cuidadosa y controlada del comportamiento.  Watson afirmó que:

La psicología conductista es una rama experimental puramente objetiva de la ciencia natural. Su objetivo teórico es … la predicción y el control .

Los componentes de una teoría deben ser lo más simple posible. Los conductistas proponen el uso de definiciones operacionales (definiendo variables en términos de eventos observables y mensurables).

  • El conductismo se refiere principalmente al comportamiento observable, en oposición a los eventos internos como el pensamiento y la emoción:

Si bien los conductistas a menudo aceptan la existencia de cogniciones y emociones, prefieren no estudiarlas, ya que solo el comportamiento observable, es decir, el externo puede medirse objetiva y científicamente.

Por lo tanto, los eventos internos, como el pensamiento, deben explicarse a través de términos de comportamiento o eliminarse del todo.

Existe poca diferencia entre el aprendizaje que tiene lugar en los humanos y el de otros animales:

No existe una distinción fundamental (cualitativa) entre el comportamiento humano y animal. Por lo tanto, la investigación se puede llevar a cabo tanto en animales como en humanos, es decir, lo que se denomina como psicología comparada.

En consecuencia, las ratas y las palomas se convirtieron en la principal fuente de datos para los conductistas, ya que sus entornos podían controlarse fácilmente.

El comportamiento es el resultado de la respuesta de estímulo:

Todo el comportamiento, sin importar cuán complejo sea, se puede reducir a una simple asociación estímulo-respuesta. Watson describió el propósito de la psicología como:

Para predecir, dado el estímulo, qué reacción tendrá lugar; o, dada la reacción, indique cuál es la situación o el estímulo que ha causado la reacción.

 

Tipos de Conductismo

Históricamente, la distinción más significativa entre las versiones del conductismo es la que existe entre el «conductismo metodológico» original de Watson y las formas de conductismo que más tarde se inspiraron en su trabajo, conocidas colectivamente como neoconductismo, por ejemplo, el conductismo radical.

Conductismo metodológico

El artículo antes mencionado de Watson » La psicología tal como la ve el conductista» tambien conocido como «el manifiesto conductista», en el cual Watson delinea los principios de todos los conductistas:

La psicología desde el punto de vista conductista es una rama experimental puramente objetiva de la ciencia natural. Su objetivo teórico es la predicción y control de la conducta. Las formas de introspección no son parte esencial de sus métodos, ni el valor científico de sus datos depende de la disposición con la cual ellos se presten a sí mismos a interpretación en términos de la conciencia.

El conductista, en sus esfuerzos para obtener un esquema unitario de la respuesta animal, no reconoce línea divisoria entre el hombre y el bruto. La conducta del hombre, con todo su refinamiento y complejidad, forma solo una parte del esquema total conductista de investigación.

Conductismo Radical

El conductismo radical fue fundado por BF Skinner y estuvo de acuerdo con la suposición del conductismo metodológico en que el objetivo de la psicología debería ser predecir y controlar el comportamiento.

Skinner, al igual que Watson, también reconoció el papel de los eventos mentales internos, y aunque estuvo de acuerdo en que tales eventos privados no podían usarse para explicar el comportamiento, sin embargo, propuso que deberían explicarse dentro del análisis del comportamiento.

Otra distinción importante entre el conductismo metodológico y radical se refiere a la medida en que los factores ambientales influyen en el comportamiento.

El conductismo metodológico afirma que la mente es una tabula rasa en el momento del nacimiento.

Por el contrario, el conductismo radical acepta la opinión de que los organismos nacen con comportamientos innatos y, por lo tanto, reconoce el papel de los genes y los componentes biológicos en el comportamiento.

 

9 Puntos claves del conductismo

1. El aprendizaje puede ocurrir a través de asociaciones.

El proceso del condicionamiento clásico funciona creando una asociación entre un estímulo ambiental y estímulo automático y reflejo.

En los experimentos clásicos del fisiólogo Ivan Pavlov, los perros asociaron la presentación de alimentos, algo que activa de forma natural y automática una respuesta de salivación, con el sonido de una campana.

Inclusive los perros llegaron a asociar la bata blanca de un asistente de laboratorio, la cual al ser vista igualmente provocó una respuesta de salivación.

2. Diferentes factores pueden influir en el proceso de condicionamiento clásico.

Durante la primera parte del proceso de condicionamiento clásico, conocido como adquisición, se establece y fortalece una respuesta.

Factores como la prominencia de los estímulos y el momento de la presentación pueden jugar un papel importante en la rapidez con que se forma una asociación.

Cuando una asociación desaparece, esto se conoce como extinción, haciendo que el comportamiento se debilite gradualmente o desaparezca.

Factores como la fuerza de la respuesta original pueden desempeñar un papel en la rapidez con que se produce la extinción. Cuanto más tiempo se haya condicionado una respuesta, por ejemplo, más tiempo tardará en extinguirse.

3. El aprendizaje también puede ocurrir a través de recompensas y castigos.

El conductista B.F. Skinner describió el condicionamiento operante como el proceso en el cual el aprendizaje puede ocurrir a través del refuerzo y el castigo.

Más específicamente, al formar una asociación entre cierto comportamiento y las consecuencias de dicho comportamiento, se aprende.

Por ejemplo, si un padre recompensa a su hijo con elogios cada vez que recoge sus juguetes, el comportamiento deseado se refuerza constantemente, como resultado será más probable que el niño organice sus trastos.

4. Los programas de refuerzo son importantes en el condicionamiento operante.

Este proceso parece bastante ordenado, al parecer es solo observar un comportamiento y luego ofrece una recompensa o castigo.

Sin embargo, Skinner descubrió que el tiempo de estas recompensas y castigos tiene una influencia importante sobre la rapidez con la cual se adquiere un nuevo comportamiento y la fuerza de la respuesta correspondiente.

El refuerzo continuo implica recompensar cada ocurrencia de un comportamiento. A menudo se utiliza al comienzo del proceso de condicionamiento operante. Pero a medida que se aprende el comportamiento, el programa puede cambiar a uno de refuerzo parcial.

Esto implica ofrecer una recompensa después de varias respuestas o después de un período de tiempo. A veces, el refuerzo parcial ocurre en un horario constante o fijo. En otros casos, debe ocurrir una cantidad variable e impredecible de respuestas o tiempo antes de que se entregue el refuerzo.

5. Varios pensadores influyeron en la psicología conductual.

Además de los ya mencionados, existe una serie de prominentes teóricos y psicólogos que dejaron una marca indeleble en la psicología del comportamiento. Entre ellos se encuentran Edward Thorndike, un psicólogo pionero que describió la ley del efecto, y Clark Hull, quien propuso el conductismo deductivo una revisión de las ideas del conductismo clásico.

6. Hay una serie de técnicas terapéuticas arraigadas en la psicología del comportamiento.

Aunque la psicología del comportamiento asumió una posición de fondo después de 1950, sus principios siguen siendo importantes.

Incluso hoy en día, el análisis del comportamiento a menudo se utiliza como una técnica terapéutica para ayudar a los niños con autismo y retrasos en el desarrollo a adquirir nuevas habilidades.

Frecuentemente involucra procesos tales como la conformación (recompensar aproximaciones más cercanas al comportamiento deseado) y el encadenamiento (dividir una tarea en partes más pequeñas y luego enseñar y encadenar los pasos subsiguientes).

Otras técnicas de terapia del comportamiento incluyen la terapia de aversión, la desensibilización sistemática, las economía de fichas, el modelado y el manejo de contingencias.

7. La psicología conductual tiene sus fortalezas.

El conductismo se basa en el comportamiento observable, por lo cual es más fácil cuantificar y recopilar datos cuando se realiza una investigación.

Las técnicas terapéuticas efectivas, como la intervención conductual intensiva, el análisis del comportamiento, la economía de fichas y el Ensayo discreto, están todas arraigadas en el conductismo.

Estos enfoques a menudo son muy útiles para cambiar comportamientos inadaptados o dañinos tanto en niños como en adultos.

8. El conductismo también tiene sus debilidades.

Muchos críticos argumentan que el conductismo es un enfoque unidimensional para comprensión del comportamiento humano.

Sugieren que las teorías comportamentales no tienen en cuenta el libre albedrío, ni la influencia de factores internos, tales como el estado de ánimo, los pensamientos y los sentimientos.

Además, de otros tipos de aprendizaje que se produce sin el uso de refuerzo y castigo, las personas y los animales pueden adaptar su comportamiento cuando se introduce nueva información, incluso si ese comportamiento no se estableció mediante el refuerzo.

9. La psicología del comportamiento difiere de otras perspectivas.

Uno de los principales beneficios del conductismo es que permitió a los investigadores explorar el comportamiento observable de una manera científica y sistemática, sin embargo, muchos pensadores creyeron que se quedó corto al descuidar algunos factores determinantes del comportamiento.

Freud, por ejemplo, consideró que el conductismo fracasó al no tener en cuenta la dinámica interna que determina el comportamiento, la cual se compone tanto de aspectos conscientes como inconscientes.

Otros pensadores, como Carl Rogers y los psicólogos humanistas, creían que el conductismo era demasiado rígido, limitado y no tomaban en consideración la autonomía personal.

Más recientemente, la bio-psicología ha enfatizado el papel que el cerebro y la genética juegan para determinar e influenciar las acciones humanas.

El enfoque cognitivo de la psicología se centra en procesos mentales como el pensamiento, la toma de decisiones, el lenguaje y la resolución de problemas. En ambos casos, el conductismo desestima dichos procesos e influencias en favor del estudio de comportamiento simplemente observable.

 

Conclusión

Una de las mayores fortalezas de la psicología comportamental es la capacidad de observar y medir con claridad la conducta. La debilidad de este enfoque teórico incluye el no abordar los procesos cognitivos y biológicos que influyen en las acciones humanas.

Si bien el enfoque conductual actualmente no es la fuerza dominante del pensamiento psicológico como alguna vez lo fue, aún continúa teniendo un gran impacto en la comprensión de la psiquis.

El proceso de condicionamiento no solo se ha empleado para comprender muchos tipos diferentes de comportamiento, que van desde cómo las personas aprenden hasta cómo se desarrolla el lenguaje.

Pero quizás las mayores contribuciones de la psicología del comportamiento se encuentran en sus aplicaciones prácticas.

Sus técnicas pueden desempeñar un papel poderoso en la modificación de la conducta problemática y en alentar respuestas más positivas y útiles.

Fuera de la psicología, los padres, maestros, entrenadores de animales y muchos otros hacen uso de principios básicos de comportamiento para ayudar a enseñar nuevos comportamientos y desalentar a los no deseados.

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.