DSM: Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales

El DSM: Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales es utilizado por psiquiatras, psicólogos y demás personal de salud para diagnosticar desórdenes mentales.

El DSM es publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) y abarca todas las categorías de trastornos de salud mental tanto para adultos como para niños.

El DSM se utiliza particularmente en los Estados Unidos para diagnóstico psiquiátrico, recomendaciones de tratamiento y propósitos de cobertura de seguros.

Aunque también es empleados en algunos otros países como referente para el diagnóstico, a nivel internacional para dicho propósito se debe emplear el CIE.

Este manual no es teórico y por tanto se centra principalmente en la descripción de los síntomas, así como en las estadísticas sobre qué género es más afectado por la enfermedad, la edad típica de inicio, los efectos del tratamiento y los enfoques de tratamiento más comunes.

Actualizaciones del DSM

El Manual de Diagnóstico y Estadístico ha sido revisado en varias oportunidades a través de lo largo de su historia.

  • 1952: El DSM-I
  • 1968: El DSM-II
  • 1974: El DSM-II Reimpresión
  • 1984: El DSM-III
  • 1987: El DSM-III-R
  • 1994: El DSM-IV
  • 2000: El DSM-IV-TR
  • 2013: El DSM-5

La más reciente versión del DSM fue publicada en mayo de 2013. Ha sido la revisión que más discusión y polémica ha generado. Una cuestión importante con el DSM ha sido la validez.

En respuesta a esto, el Nacional Institute of Mental Health (NIMH) ha puesto en marcha el proyecto Research Domain Criteria (RDoC) para transformar y mejorar el diagnóstico de los desórdenes mentales mediante la incorporación de criterios diagnósticos soportados por la genética, neuroimagen, la ciencia cognitiva y entre otros para sentar las bases de un nuevo sistema de clasificación.

Sin embargo, posteriormente, Thomas R. Insel, director del NIMH, emitió una declaración conjuntamente con el presidente de la Asociación Americana de Psiquiatría Jeffrey A. Lieberman, señalando que el DSM-5 “… representa la mejor información actualmente disponible para el diagnóstico clínico de trastornos mentales”.

Esta declaración continúa sugiriendo que el DSM-5 y el propio sistema de NIMH, (RDoC), representan “marcos complementarios, no competitivos” para la clasificación de trastornos mentales.

Diferencias entre DSM-IV y DSM-5

El predecesor del DSM-5 era el DSM-IV, el cual fue publicado originalmente en 1994 y enumeraba más de 250 trastornos mentales.

Una versión más actualizada, denominada DSM-IV-TR, fue publicada en 2000 y contenía revisiones de texto menores en las descripciones de cada trastorno.

Los proveedores de salud mental usaron el manual para entender mejor las necesidades potenciales del cliente, así como una herramienta para la evaluación y el diagnóstico.

Evaluación multiaxial del DSM-IV

El DSM-IV-TR describió trastornos utilizando cinco dimensiones diferentes.

Este enfoque multiaxial fue diseñado para ayudar a los clínicos a realizar evaluaciones exhaustivas del nivel de funcionamiento de un paciente, ya que las enfermedades mentales a menudo afectan diversas áreas de vida.

Eje I: Síndromes clínicos

Este eje describe los síntomas clínicos que causan deterioro significativo. Los trastornos se agruparon en diferentes categorías, tales como trastornos del estado de ánimo, trastornos de ansiedad o trastornos alimentarios.

Eje II: Personalidad y Retraso Mental

En este eje se describen los problemas de funcionamiento a largo plazo que no se consideraban trastornos discretos del Eje I.

Los trastornos de la personalidad causan problemas significativos en la forma cómo se relaciona un paciente con el mundo e incluyen trastorno de personalidad como el antisocial y el de personalidad histriónica.

El retraso mental el cual se caracteriza por deficiencias intelectuales y deficiencias en otras áreas como el autocuidado y las habilidades interpersonales.

Eje III: Condiciones médicas

Estas incluyeron condiciones físicas y médicas que influyen o empeoran los trastornos del Eje I y II. Algunos ejemplos incluyen el VIH / SIDA y las lesiones cerebrales.

Eje IV: Problemas psicosociales y ambientales

Cualquier problema social o ambiental que pueda afectar a los trastornos del Eje I o II se registra en este eje.  Estos incluyen eventos como el desempleo, la reubicación, el divorcio o la muerte de un ser querido.

Eje V: Evaluación Global del Funcionamiento

Este eje permite calificar el nivel general de funcionamiento del individuo. Con base en esta evaluación, el personal de salud puede comprender mejor cómo interactúan los otros cuatro ejes y su efecto sobre la vida del sujeto.

[Para más información sobre evaluación multiaxial>>]

 

Cambios en el DSM-5

El DSM-5 contiene una serie de cambios significativos con respecto a su versión anterior DSM-IV. El cambio más inmediatamente obvio es el cambio del uso de números romanos a números árabes.

Otro cambio aún más notable del DSM-5 fue la eliminación del sistema de ejes, en su lugar se enumeran las categorías de trastornos, junto con una serie de diferentes trastornos relacionados en cada categoría.

Algunos ejemplos de las categorías incluidas en el DSM-5 incluyen trastornos de ansiedad, trastornos del estado del ánimo, trastornos de la conducta alimentaria y de la ingesta de alimentos, trastorno obsesivo-compulsivo y afines, y trastornos de la personalidad.

Otros cambios en el DSM-5 incluyen:

  • El síndrome de Asperger fue eliminado como diagnóstico y fue incorporado a la categoría de trastornos del espectro autista.
  • Se añadió el diagnostico de Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo, en parte para disminuir el sobre diagnóstico de trastorno bipolar en la infancia.
  • Varios diagnósticos se agregaron oficialmente al manual incluyendo el trastorno de atracones, el trastorno de acumulación y el trastorno disfórico premenstrual.

Si bien el DSM es una herramienta importante, también lo es señalar que para su correcta utilización se requiere de una capacitación para el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades mentales.