bykst / Pixabay

Última modificación:

Se estima que afecta entre el 1% al 6% de la población padece del Trastorno Límite de la Personalidad (TLP), es más común en mujeres que en hombres, su síntoma más característico es una larga historia de inestabilidad en las relaciones personales,  lo cual se puede atribuir a emociones inestables e impulsivas.

Las personas con este trastorno de la personalidad pueden pasar en poco tiempo de idolatrar a una persona a odiarla.

Lo cual conlleva que posean relaciones interpersonales muy impetuosas.

Siete síntomas del Trastorno límite de la personalidad

  1. Miedo intenso al abandono o estar solo, ya sea real o imaginario.
  2. Tendencia a tomar riesgos sin pensar en las consecuencias. Sobre todo cuando los resultados pueden implicar autolesiones, como por ejemplo accidentes automovilísticos, sexo riesgoso o abuso de sustancias.
  3. Intentos de autolesiones o ideación suicida. Las personas con TLP no intentan quitarse la vida por lo general, cuando se autolesionan más bien están expresando sentimientos de ira hacia su propio yo o intentando sentirse “normales”.
  4. Tienen un concepto inestable de sí mismos. Pueden sentirse como si fueran alguien diferente dependiendo con quién están, frecuentemente refieren sentirse perdidos o vacíos.
  5. Pueden presentar pensamientos paranoicos y estar en las nubes. Creen en cosas que no son ciertas o dar la sensación como si no estuvieran realmente allí.
  6. Pueden sentir rabia intensa – quizás por asuntos relativamente triviales y actuar físicamente como respuesta.
  7. Las personas con TLP son a menudo como una especie de montaña rusa emocional. La ansiedad intensa podría dar paso a la depresión profunda y luego posteriormente a otra emoción fuerte. Estos episodios pueden durar unas horas o incluso unos pocos días.

Los profesionales de la salud mental suelen buscar la mayor cantidad de síntomas para diagnosticar a alguien con  este tipo de trastorno, ya que hay algunas diferencias ligeras entra los diferentes sistemas y diagnósticos relacionados.

El tratamiento psicológico para el Trastorno límite de la personalidad frecuentemente implica entrenamiento en la regulación de las emociones, inclusive a veces complementariamente se les prescriben antidepresivos, para tratar los síntomas depresivos.

Pueden además presentar  otros problemas mentales tales como el Trastorno de estrés postraumático.    Las causas de este trastorno aún no se comprenden bien, sin embargo, es probable que se deba a una combinación de factores ambientales y genéticos, al igual que sucede con muchos otros problemas de salud mental.

La mayoría de las personas pueden recuperarse después de un tiempo del Trastorno límite de la personalidad con el tratamiento adecuado.

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.