La soledad y el aislamiento social la nueva epidemia social

Estudios realizados con una población de tres millones de personas alrededor de todo el mundo revelan una epidemia social moderna que está generando mortalidad temprana, se trata de la soledad y el aislamiento social los cuales se constituyen en una amenaza para la salud, tanto como la obesidad, el alcoholismo o el tabaquismo.

La conciencia sobre la importancia de factores como la nutrición, el ejercicio y las visitas médicas periódicas para la salud es clara. Sin embargo, se pasa por alto el peligro que representa una vida marcada por la soledad y el aislamiento social.

La investigación realizada, publicada en la revista Perspectives on Psychological Science por el Dr. Julianne Holt-Lunstad y su equipo, alerta sobre el probable alcance epidémico que podría adquirir la soledad y el aislamiento social en los próximos 15 años si no se implementan medidas preventivas (Holt-Lunstad et al., 2015).

El Dr. Julianne Holt-Lunstad, investigador principal del estudio afirmo al respecto “el efecto de esto (la soledad y el aislamiento social) es comparable con la obesidad, algo que en salud pública se toma muy en serio; tenemos que empezar a considerar nuestras relaciones sociales de igual manera.”

Este análisis se basa en un metaanálisis de estudios de salud que se extienden por más de tres décadas y abarcan diferentes naciones. Se destaca que la soledad incluye no solo la sensación subjetiva de aislamiento en presencia de otros, sino también la medida objetiva del contacto social que un individuo mantiene.

Los resultados de estos estudios apuntan de manera inequívoca hacia efectos adversos para la salud vinculados a la soledad y el aislamiento social. En estudios previos, el Dr. Holt-Lunstad identificó que estos dos factores tienen un impacto comparable al de fumar 15 cigarrillos al día o al abuso de alcohol.

Leer:  ¿Dónde está la salud mental en Colombia?

La lucha contra una epidemia social.

Si por un lado la soledad puede causar daños en la salud, las relaciones sociales parecen protegerla.  El Dr. Holt-Lunstad afirma: “en esencia el estudio afirma que entre más positiva sea nuestra psicología, mejor seremos capaces de funcionar emocionalmente cómo físicamente.

Teniendo en cuenta que las naciones ricas son las que poseen las tasas más altas de personas que viven solas y que desde se comenzó a recolectar información al respecto, las tasas son las más altas registradas en la historia de la humanidad y estas tasas proyectadas tienden a aumentar.

Los investigadores en un informe reciente han predicho que la soledad alcanzara proporciones epidémicas hacia el año 2030 a menos que se apliquen estrategias al respecto.

Aunque vivir solo puede ofrecer beneficios y ventajas para el individuo, este metaanálisis indica que la salud física no es uno ellos, en especial para los adultos menores de 65 años de edad.

Fuentes y recursos de información

Holt-Lunstad, J., Smith, T. B., Baker, M., Harris, T., & Stephenson, D. (2015). Loneliness and Social Isolation as Risk Factors for Mortality: A Meta-Analytic ReviewPerspectives on Psychological Science10(2), 227-237.  DOI: 10.1177/1745691614568352

Carlos Vergara Cano

Psicólogo y Administrador en Servicios de Salud graduado en la Universidad de Antioquia, con experiencia en intervención individual y grupal con niños, adultos y familias. Experiencia en investigación cuantitativa, evaluación, diagnóstico e intervención psicológica con niños, adultos y familias. Intervención grupal con niños, adolescentes y padres de familia, Planeación y formulación de Políticas Públicas en Salud

Advertisement