Algo que parece que se está poniendo de moda últimamente es incluir prácticas sadomasoquistas mientras se mantienen relaciones sexuales, escuchando a algunos decir que es algo completamente natural y a otros que es algo de enfermos. Pues bien, vamos a ver ciertamente qué es el sadomasoquismo, por qué se está poniendo de moda y si son unos enfermos los que lo practican.

 

 ¿Qué es el sadomasoquismo?

Descomponiendo la palabra <<sadomasoquismo>> nos encontramos con otras dos:

Sadismo: Placer al maltratar a otra persona

Masoquismo: Placer al ser maltratado.

Tras ver eso, es muy fácil sacar conclusiones a cerca de ello.

Una persona sadomasoquista (o sadomasoca, en término más bien despectivo), es aquella que recibe placer al maltratar o ser maltrado por otra persona. Siendo la persona sádica la llamada ama o dominatrix (entre otros) y sumisa la masoquista. Las personas switch son aquellas que se cambian los roles, es decir, a veces hacen de sumisas, y a veces de amas.

Las prácticas comunes, pueden ser desde atar y dar alguna cachetada, a quemar con cera de vela, pasando por latigazos, arañazos…

Existen otras prácticas distintas, que según lo que la persona sienta, pueden considerarse sadomasoquismo, o fetichismos; estamos hablando de: lluvia dorada, spitting, trampling, ballbusting, facebusting….

No se debe de confundir con los algolágnicos, los cuales no implican deseo psicológico de tal cosa.

 

¿Se está poniendo de moda?

Del sadomasoquismo ya se hablaba en el siglo XVIII, con lo cual, no es algo que la sociedad actual crease.

Posiblemente, el desarrollo de los medios de comunicación, hiciese que sea más probable un aumento en querer probar dichas prácticas, pues la curiosidad humana es excesiva en muchos casos, pero, eso no quiere decir que una persona que no sepa de ello no quiera experimentar algo así, pues muchas veces viene producido por experiencias independientes del recién nacido o del periodo infantil.

Con lo cual es posible que existan más casos por curiosidad, pero es algo que una persona sin saber de su existencia puede llegar a serlo perfectamente.

 

¿Son enfermos los que lo practican?

No, son parafílicos, que es algo distinto.

Una parafilia, implica un patrón de comportamientos distintos a la cópula para alcanzar el placer.

La palabra parafilia viene recogida en el DSM.

Si bien es cierto que muchas personas lo consideran un trastorno conductual del sexo, no viene considerado como tal; así como tampoco es peligroso practicarlo; siempre que se establezcan unos límites determinados y se cumplan. Especialmente si se hacen prácticas peligrosas como puede ser la asfixia erótica, en la cual los límites deben de estar fijados en un buen margen y deben de cumplirse a la perfección si no se quieren disgustos.

Ésto que acabáis de ver es un resumen de una de las muchas parafilias que hay, también existe el sadomasoquismo fetichista, que es una manera de llamar a las prácticas comentadas anteriormente que según lo que sienta una persona puede ser considerado sadomasoquismo o un tipo de fetichismo.

Deja un comentario