La protección en línea de los niñas, niños y adolescentes es una tarea de todos

No se puede negar la cada vez creciente influencia de las redes sociales y el mundo digital en la infancia, es por eso por lo que es importante ayudar a los niños adquirir una mayor “resiliencia digital”, lo cual debe ser un esfuerzo colectivo de la sociedad.

La resiliencia digital es definida como la capacidad de aprender a reconocer, gestionar y recuperarse de los riesgos que implica el mundo en línea, tales riesgos incluyen el acoso y el contenido inapropiado, y tiene el potencial de disminuir el impacto negativo que dichas experiencias pueden tener en el bienestar de niñas, niños y adolescentes (NNA).

La investigación existente no ha explorado ampliamente cómo los niños pueden desarrollar y exteriorizar la resiliencia digital, la mayoría de los estudios se han centrado en casos individuales.  

Este es el objeto de estudio de una investigación realizada por la Universidad de East Anglia y publicada en la revista Education and Information Technologies Educación y Tecnologías en el mes de septiembre (2022).

Este estudio supone que la habilitación de la resiliencia digital debe desarrollarse como un “esfuerzo colectivo”, el cual involucre al niño, sus padres o cuidadores, maestros y escuelas y cualquiera involucrado en el cuidado y protección a nivel individual, además de los gobiernos, legisladores y corporaciones de Internet en el nivel social.

Entre las conclusiones resalta que la resiliencia digital involucra estos dos niveles, los cuales son fundamentales para ayudar a los NNAs a aprender cómo reconocer, administrar, recuperarse de los riesgos.

La adquisición de habilidades de resiliencia implica todo el apoyo disponible tanto individual como colectivo, en particular luego de haber experimentado alguna experiencia de riesgo en línea.

Es importante subrayar que estos niveles no se excluyen mutuamente, sino que se refuerzan y operan mutuamente. En consecuencia, afirman los investigadores, la responsabilidad colectiva debe estar en el centro del trabajo en esta área.

El estudio se centró en la resiliencia digital en población preadolescente: con edades comprendidas entre 8 a 12 años, etapa de transición previa a la adolescencia temprana, esta etapa se caracteriza por una mayor búsqueda de independencia en el hogar, la escuela y la sociedad, actualmente esta búsqueda implica también las experiencias en línea.

La necesidad de apoyar a los niños para que aprendan a reconocer, gestionar y recuperarse de los riesgos en línea es un proceso cada vez más importante para todos”, dijo el Dr. Hammond, profesor de la Escuela de Educación y Aprendizaje Permanente de la UEA.

Al enseñar cómo funciona la resiliencia digital en los diferentes niveles, podemos brindar un apoyo centrado en los niños para ayudarlos a desenvolverse en línea. Para educar ciudadanos digitalmente resilientes, debemos pensar más allá del niño o su familia inmediata y considerar cómo la comunidad y la sociedad pueden trabajar con estos grupos.”

“También creemos que, al igual que con el mundo “offline”, debemos entender que aprendemos en la marcha, lo que implica riesgos, es un proceso vital. Los errores sucederán y los niños necesitan apoyo para aprender de ellos.”

El Dr. Richard Graham, psiquiatra especialista en niños y adolescentes, quien copresidió el Grupo de Trabajo de Resiliencia Digital de UKCIS, expresó:

“Esta investigación es importante y esperanzadora avanza sobre la concepción inicial sobre la resiliencia digital y da una dirección clara que se aleja de las estrategias simplistas de seguridad electrónica, y destaca cómo las personas, las familias y las comunidades pueden prosperar en la era digital.”

“Hay un claro llamado a la acción para que todos nos involucremos mejor con los jóvenes a medida que aprenden a navegar en el cambiante mundo en línea, sin prescindir de nuestras crecientes demandas. Para que las empresas tecnológicas creen espacios en línea más seguros, más propicios para el bienestar y el desarrollo”.

Desde el verano de 2021, los nueve millones de alumnos de las escuelas de Inglaterra han estado aprendiendo cómo mejorar la seguridad en línea a través de la educación personal, social, de salud y económica (PSHE). Sin embargo, muchos recursos existentes, que carecen de una base de evidencia sólida, tienden a adoptar un enfoque universal en vez de personalizado del riesgo.

El estudio también proporciona un marco para contrarrestar estos factores al respaldar la creación de medidas psicométricas validadas que permitirán considerar factores contextuales importantes, como la familia del niño y el apoyo comunitario, lo que permitirá a los educadores ofrecer enfoques personalizados en lugar de enfoques únicos para todos.

El coautor de la investigación, el Dr. Gianfranco Polizzi, de la Universidad de Liverpool, señaló: “Nuestros hallazgos tienen el potencial de ayudar a los padres/cuidadores y educadores a promover la resiliencia digital a través de enfoques educativos formales e informales que interactúan y muestran la importancia de fomentar resiliencia digital en los preadolescentes dentro y a través de diferentes áreas de su vida cotidiana”.

La Dra. Kimberley Bartholomew, de la UEA, agregó: “Para los legisladores, este estudio ilustra aspectos que de otro modo podrían darse por sentados. Por ejemplo, se supone que un niño es más o menos resistente digitalmente en función de su edad, en lugar de una combinación de su edad más sus experiencias y habilidades digitales.

Esto puede implicar concebir nuevas formas de enseñanza que promuevan la exposición controlada a situaciones de riesgo, las cuales se emplearían para ayudar a los niños a desarrollar y exteriorizar resiliencia digital en lugar de tratar de evitar las experiencias de riesgo por completo, lo cual es miope y poco realista en un mundo cada vez más conectado”.

El estudio fue realizado como parte de la iniciativa Nurture Network (eNurture), financiada por UK Research and Innovation (UKRI) la cual fomenta nuevas colaboraciones para promover la salud mental de niños y jóvenes en un mundo digital.

Este articulo se reproduce según nota de prensa de la University of East Anglia.

Referencia

Simon Patrick Hammond, Gianfranco Polizzi, Kimberley Jane Bartholomew. Using a socio-ecological framework to understand how 8–12-year-olds build and show digital resilience: A multi-perspective and multimethod qualitative studyEducation and Information Technologies, 2022; DOI: 10.1007/s10639-022-11240-z

Redacción
Redacciónhttp://www.actualidadenpsicologia.com/
Equipo editorial y de curación de contenidos de Actualidad en Psicología
enlaces patrocinados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.