jarmoluk / Pixabay

Última modificación:

Una nueva aplicación para la Terapia de Realidad Virtual  (TRV) podría ayudar a personas con dependencia al alcohol a reducir la ansiedad que sienten por dicha sustancia, sugieren los resultados de un estudio, publicados en la edición de julio de Journal of Studies on Alcohol and Drugs.  (Han et al., 2015)

Aunque los resultados provienen de una muestra pequeña, conformada por tan sólo 10 pacientes.

Los investigadores se mostraron optimistas acerca del potencial de la Realidad Virtual como una forma de terapia para los trastornos por consumo de alcohol.

«Este tipo de tecnología es ya popular en el campo de la psicología y la psiquiatría«, afirmo el investigador principal Doug Hyun Han, MD, Ph.D., del Hospital Universitario Chung-Ang de Seúl, Corea.

La Terapia de Realidad Virtual ha sido empleada para el tratamiento de fobias y del Trastorno de Estrés Postraumático (TEP), Según Han, la idea era exponer a las personas a situaciones desencadenantes del miedo y ansiedad, en un espacio seguro y controlado.

Se supone que en este tipo de ambientes controlados, aprenderán a manejar mejor  situaciones en la vida real, sin embargo, poco se sabía acerca de si la realidad virtual podría ayudar con trastornos por uso de sustancias.

Pero ha habido una cierta evidencia  que puede reducir el deseo de la gente por el consumo de tabaco y alcohol.

Para esta investigación, el equipo reclutó a 12 pacientes que recibían tratamiento para combatir su dependencia al consumo de alcohol.

Todo se realizó a través de un programa tradicional de desintoxicación semanal, luego se aplicaron 10 sesiones de Terapia de Realidad Virtual – con una frecuencia de dos veces a la semana en un periodo de cinco semanas.

Las sesiones  de TRV consistían en tres escenas virtuales diferentes:

  • La primera se desarrollaba en un ambiente relajado;
  • Otra en una situación de «alto riesgo» en el que los pacientes estaban inmersos en un restaurante donde otras personas estaban bebiendo; y
  • Una tercera situación “aversiva”.

En esa escena aversiva, los pacientes fueron rodeados por imágenes, sonidos y olores de personas que se enfermaban a causa del exceso de alcohol.

Antes de que iniciar con el programa de tratamiento, todos los pacientes fueron sometidos a una Tomografía por Emisión de Positrones (PET) y una tomografía cerebral computarizada (TC), lo que permitió a los investigadores determinar el metabolismo cerebral de los pacientes.

Los resultados se compararon con un grupo de personas no consumidoras de sustancias psicoactivas, se pudo establecer que los pacientes dependientes del alcohol tienen un metabolismo más rápido en su circuito límbico cerebral – lo cual indica una mayor sensibilidad a los estímulos, tales como el alcohol.

Después de la Terapia de Realidad Virtual, sin embargo, el panorama cambió. El metabolismo cerebral acelerado de los pacientes había disminuido – lo cual según Han, sugiere una reducción de la ansiedad por el alcohol.

La Terapia de Realidad Virtual es un enfoque prometedor para el tratamiento de la dependencia del alcohol.

Eso gracias a que en parte ubica a los pacientes en situaciones similares a la vida real, además requiere de su participación activa,  Las sesiones son también hechas ‘a la medida’ para cada individuo.

Sin embargo, aún se requieren más estudios a largo plazo para demostrar si la efectividad de la Realidad Virtual y si verdaderamente ayuda a los pacientes a mantener su abstinencia y evitar recaídas.

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.