Hipótesis

Cómo formular una hipótesis en la investigación científica en psicología

Una hipótesis es una declaración tentativa sobre la relación entre dos o más variables, por tanto es una predicción específica y comprobable sobre lo que espera que suceda en un estudio.

En investigación es difícil comenzar sin poseer una base valida, por tanto, es necesario construir una relación lógica entre varios fenómenos para iniciar a trabajar en el estudio.

Esta relación lógica es importante para el tema de la investigación, dicha relación lógica entre varios fenómenos es a lo que se denomina hipótesis.

Esta relación lógica o suposición comprobable da una dirección a la investigación, especifica el enfoque de la investigación y ayuda a enmarcar las técnicas que se deben emplear.

Por ejemplo, un estudio diseñado para observar la relación entre la privación del sueño y una prueba de desempeño podría tener una hipótesis que afirme: «Este estudio está diseñado para evaluar la hipótesis que las personas privadas del sueño tendrán un peor rendimiento en una prueba que aquellas que no sufrieron de privación del sueño.»

Características de la hipótesis

La hipótesis debe referirse a una situación real, estar bien definidas y ser susceptibles de someterse a prueba, además deben cumplir las siguientes características:

  1. Comprobable empíricamente
  2. Simple y clara
  3. Específica y relevante
  4. Previsible
  5. Manejable

Pero ¿cómo se formula y se comprueba una hipótesis en la investigación científica en psicología?

la hipótesis en el método científico en psicología

En lo que al método científico se refiere, ya sea que involucre investigación en psicología, biología o alguna otra área, una hipótesis representa lo que los investigadores creen que sucederá en un experimento determinado.

El método científico implica los siguientes pasos:

  1. Formación de una pregunta de investigación
  2. Revisión de los antecedentes de investigación
  3. Formulación de una hipótesis
  4. Diseño experimental
  5. Recolección de datos
  6. Análisis de resultados
  7. Conclusiones
  8. Comunicar los resultados

La hipótesis es lo que los investigadores predicen en la relación entre dos o más variables, pero implica más que una simple conjetura.

La mayoría de las veces, la hipótesis comienza con una pregunta que luego se explora a través de la investigación de antecedentes (revisión bibliográfica).

Es en este punto que los investigadores comienzan a desarrollar una hipótesis comprobable.

Por ejemplo, en un estudio que explora los efectos de un medicamento en particular, la hipótesis podría ser que el medicamento tenga algún tipo de efecto sobre los síntomas de una enfermedad específica.

En psicología, la hipótesis podría centrarse en cómo un determinado aspecto del entorno podría influir en un comportamiento particular.

A menos que esté diseñando un estudio de tipo exploratorio, la hipótesis siempre debe explicar lo que se espera que suceda durante el curso del  experimento o investigación.

Una hipótesis no tiene que ser correcta. Si bien la hipótesis predice lo que los investigadores esperan descubrir, el objetivo de la investigación es determinar si esta suposición es correcta o incorrecta.

Al realizar un experimento, los investigadores pueden explorar una serie de factores para determinar cuáles podrían contribuir al resultado final.

En muchos casos, los investigadores pueden encontrar que los resultados de un experimento no respaldan la hipótesis original.

Al redactar estos resultados, los investigadores podrían sugerir otras opciones que deberían explorarse en estudios futuros.

Tipos de hipótesis en la investigación

Existen diversas formas de clasificar las hipótesis, aunque se reconocen cuatro tipos principales:

1. Hipótesis de investigación

A lo largo de este artículo lo que se ha definido como hipótesis es en realidad la hipótesis de investigación, la cual define como proposiciones tentativas sobre las posibles relaciones entre dos o mas variables, también se le denominan “hipótesis de trabajo” y a su vez se pueden clasificar como:

  • Hipótesis descriptivas
  • Hipótesis correlacionales
  • Hipótesis causales (bivariadas y multivariadas)
  • Hipótesis nula

La hipótesis nula establece que no hay relación entre las dos variables que se estudian, en otras palabras, una variable no afecta a la otra.

Cuando la hipótesis nula se cumple se puede establecer que los resultados se deben al azar y no son significativos en términos de no fundamenta la idea que se está investigando.

La hipótesis nula es lo contrario de la hipótesis de investigación y sirve para refutar o negar lo que esta afirma.

2. Hipótesis alternativa

Este tipo hipótesis establece que existe una relación entre las dos variables que se estudian, o sea, una variable tiene un efecto sobre la otra.

Establece que los resultados no se deben al azar y que son significativos en términos de que apoyan la teoría que se está investigando.

La hipótesis alternativa como su nombre lo indica ofrece una opción distinta a la que proponen la hipótesis de investigación y nula, por ejemplo, si la hipótesis de investigación afirma: “la pelota es verde”, la hipótesis nula establece: “la pelota no es verde”, la hipótesis alternativa plantea otra opción: “la pelota es roja”.

La hipótesis alternativa puede formularse solo cuando realmente existen otras posibilidades diferentes además de las hipótesis de investigación y nula, sino se cumple este requisito no se puede formular.

3. Hipótesis estadística

Son aquellas que son expresadas y puestas a prueba por medio de análisis y ecuaciones de tipo matemático.

La gran ventaja de este tipo de hipótesis es que se pueden verificar estadísticamente, lo cual implica el uso de técnicas cuantitativas para generar datos estadísticos, las variables se trasforman en datos cuantificables que se trataran matemáticamente.

publicidad