- Advertisement -

¿Qué es la empatía?

¿Qué es la empatía?
- Advertisement -

El concepto de empatía es empleado en psicología para referirse a una amplia gama de capacidades las cuales son centrales para la convivencia en sociedad ya que nos permiten comprender y compartir lo que otras personas piensan y sienten, relacionarnos emocionalmente con ellas y velar por su bienestar.

La palabra «empatía» proviene de la palabra griega: » empátheia» la cual significaba originalmente pasión, dolencia o enfermedad.  Desde el siglo XVIII, debido particularmente a la influencia de los escritos de David Hume y Adam Smith, esta capacidad ha estado en el centro de interés de las investigaciones académicas sobre la naturaleza social y moral.

El psicólogo Edward Titchener (1867-1927) introdujo en el inglés el término «empathy» como la traducción del término alemán «Einfühlung» («sentir en»), anteriormente la palabra «sympathy» era el término comúnmente empleado para referirse a los fenómenos relacionados con lo que actualmente nombramos como empatía.

La empatía se ha convertido en una herramienta esencial en psicología la cual se estudia desde la perspectiva de la cognición social.

Definición: la empatía es la capacidad de comprender los sentimientos y emociones de los demás, basada en el reconocimiento del otro como similar.

Manifestaciones de la empatía

Existen muchas formas en las cuales la empatía se puede revelar, aunque para la mayoría el sufrimiento del otro implica algo de compasión para algunos puede no generar ningún sentimiento, que algunas personas respondan de esa manera demuestra claramente que la empatía no es necesariamente una respuesta universal al sufrimiento de los demás.

Pero entonces, ¿cuáles son los indicios que revelan cuando alguien posee algo de empatía?

La siguiente lista sirve para orientar sobre algunas de las características que poseen las personas empáticas:

  • Capacidad de escuchar realmente lo que los otros tienen por decir.
  • Las personas los buscan para compartir sus problemas personales.
  • Habilidad para captar lo que los otros sienten.
  • Capacidad para comprender lo que los otros sienten “ponerse en los zapatos del otro”.
  • A menudo otras personas solicitan su consejo o ayuda.
  • Las personas muy empáticas suelen sentirse abrumados con eventos trágicos.
  • Brindar ayuda a individuos que están sufriendo.
  • Capacidad de darse cuenta cuando alguien no es honesto.
  • Pueden sentirse agotados o abrumados por situaciones sociales.
  • Las personas empáticas también suelen preocuparse profundamente por otras personas.
  • A veces les es difícil establecer límites en sus relaciones.

Tipos de Empatía

La empatía es una cualidad que juega un papel fundamental en la interacción cotidiana con los demás, es importante en la capacidad de escuchar a los demás, compartir sus alegrías, tristezas y brindar ayuda cuando más lo necesitan.

Es una habilidad que algunas personas poseen más que otras, la empatía se puede desarrollar a través de la vida, su importancia esta ayudar a las personas a conectarse con otros, construir relaciones y trabajar juntos de manera más efectiva.

Los psicólogos Daniel Goleman y Paul Ekman han diferenciado tres niveles principales de empatía: cognitiva, emocional y compasiva.

Empatía cognitiva

Se refiere a la capacidad para comprender y compartir los pensamientos, sentimientos y experiencias de otra persona, puede ser beneficiosa porque puede ayudar a las personas a comunicarse mejor con los demás.

La cognición empática es un proceso que implica evaluar una situación y comprender por lo que está pasando otra persona porqué se puede captar la situación a través del propio conocimiento. Es una forma de empatía que parte de la proyección del propio saber sobre una situación similar que le sucede a otra persona, o sea “ya has pasado por algo similar”.

Es el tipo de empatía que se demuestra cuando dices, por ejemplo, ‘he estado allí’ a alguien que acaba de experimentar un evento traumático.  Desafortunadamente, este tipo de respuesta empática a menudo puede ser empleado por personas para manipular a otros en lugar de compadecerse de ellos genuinamente. Manifestar este tipo de empatía puede ser positivo o negativo.

Empatía emocional

El siguiente nivel de la empatía, la emocional, incluye no solo el conocimiento sobre lo que le sucede a otra persona, sino también la capacidad de sintonizar con su sentir.

La empatía emocional es definida como la capacidad de sintonizarse con que otra persona siente emocionalmente, permite a las personas no solo comprender sino también compartir el estado afectivo de otra persona.

Un ejemplo de empatía emocional sería cuando una madre que ha perdido a un hijo puede sentir el dolor de otros padres que recién experimentan una situación similar.

Tener una reacción emocional cuando de alguna manera eres consciente del dolor emocional de otra persona provoca algo llamado contagio emocional. Es decir, una reacción a una situación difícil provoca una reacción emocional contagiosa. Las personas sienten esto, según afirman psicólogos como Daniel Goleman en su libro ‘Inteligencia Social‘, a causa del sistema de neuronas espejo. Este sistema permite a las personas reflejar lo que ven en otra persona, ya sean posturas o emociones. Es clave para sentir empatía emocional.

La empatía emocional también tiene un lado oscuro. Por ejemplo, puede conducir a una participación excesiva o incluso permitir un comportamiento abusivo en una relación.

Empatía compasiva

La empatía compasiva es la capacidad que motiva a alguien a actuar, y es el tipo de empatía que la sociedad debería fomentar más.

Esta es una respuesta más profunda que simplemente saber o sentir; es este tipo de empatía lleva a una persona a la acción e incita:

  • A responder con acción a una situación de peligro como un incendio a pesar del riesgo personal para salvar a otra persona;
  • Al consejero para ayudar a un adicto a las drogas a comprender cómo puede desarrollar mejores habilidades de afrontamiento para que ya no tenga que depender de las drogas;
  • A la persona en la fila de la tienda de comestibles que se da cuenta de que la persona que está frente a ellos no tiene suficiente dinero y se ofrece a ayudarlos a pagar;
  • A el padre que ve una rodilla raspada por un accidente de bicicleta y no solo lo consuela, sino que le aplica una venda y un beso para que se mejore.

La empatía compasiva impulsa a las personas a actuar cuando ven a otra persona en peligro.

Un estudio reciente encontró que las personas que tenían una empatía más compasiva podían comprender mejor las emociones de otras personas y era más probable que ayudaran u ofrecieran apoyo. También tenían niveles más bajos de estrés y sentimientos más altos de autoestima que otros que no tenían tanta empatía compasiva.

Otra forma de ver la empatía compasiva es imaginar que uno camina junto a la otra persona, trabajando juntos en emociones y soluciones.

Otros tipos de empatía

Empatía somática

La empatía somática es un tipo de empatía que se caracteriza por la sensación de estar en los zapatos de otra persona. Se puede experimentar a través de sensaciones corporales o imaginando lo que siente la otra persona.

Cuando uno está viendo una película, por ejemplo, y alguien está a punto de llorar, el cuerpo de uno puede comenzar a producir lágrimas. Este es un ejemplo de empatía somática porque la persona que mira la película puede sentir lo que siente ese personaje.

empatía espiritual

La empatía espiritual es una comprensión de los pensamientos y creencias, es una forma de empatía que trasciende uno mismo y se puede utilizar para ayudar a sanar a otros brindándoles el apoyo emocional necesario para recuperarse de su trauma.

Niveles de la empatía

En términos sociales entre más empatía exista entre sus miembros de una comunidad, más probable es que la convivencia sea pacífica y se presente una menor cantidad de violencia mutua.

En este sentido la empatía cognitiva posibilita la comprensión de los sentimientos del otro a pesar de que los propios sentimientos sean diferentes.

Con la empatía cognitiva mantenemos la distancia, por lo cual también se requiere de empatía emocional con la cual nos sintonizamos con los pensamientos y sentimientos del otro además de crear un sentimiento de mutua identidad o pertenencia. Este tipo de empatía también puede extenderse a las sensaciones físicas, por ejemplo, nos sentimos afectados cuando observamos que alguien se golpea accidentalmente el dedo del pie.

Con la empatía compasiva no solo entendemos y nos identificamos con la situación del otro, sino que además vamos más allá y actuamos espontáneamente para ayudar si es necesario, lo cual es importante para generar la solidaridad.

El equilibrio entre la empatía cognitiva y emocional nos permite actuar sin sentirnos abrumados o saltar directamente a un proceso de resolución sin medir las consecuencias que ello pueda implicar para nosotros mismos.

En el contexto de estos tres niveles de la empatía, hay varias formas en que puede manifestarse en los sentimientos y acciones de una persona:

  • Reflejar el comportamiento es la forma más básica de empatía. Es una respuesta a las emociones de una persona que coincide con sus expresiones faciales, tono de voz y lenguaje corporal.
  • La empatía racional es más compleja que solo reflejar el comportamiento. Implica comprender lo que otra persona está sintiendo y pensando sobre la situación en la que se encuentra. Este tipo de empatía también requiere poder predecir lo que podría suceder a continuación para poder ayudarla mejor.
  • La empatía consciente es cuando se comprende los sentimientos y pensamientos de los demás sin que necesariamente se experimente lo mismo o que otra persona se los haya explicado. Este tipo de empatía puede verse como una forma más avanzada de empatía racional porque requiere cierto nivel de comprensión de la mente y las emociones de los demás.
  • La empatía global es la forma aún más avanzada de empatía.  Implica la capacidad de empatizar con cualquier persona, aunque no se la conozca personalmente.

Encontrar el equilibrio

La empatía es una habilidad que puede ser desarrollada y muy importante para conectar con otras personas, sin embargo, puede ser difícil encontrar el equilibrio entre demasiada y poca empatía, para ello se debe considerar el tipo de persona con la cual se desea empatizar. Algunas preguntas que pueden ayudar a vincular son:

  • ¿Qué emoción siente esa persona en este momento?
  • ¿Por qué siente esta emoción?
  • ¿Cuáles son las necesidades de esa persona?
  • ¿Por qué lo necesita?
  • ¿Cómo puedo ayudar?

Si alguien está pasando por un momento difícil, lo mejor es manifestar más empatía y preocupación por su situación. Si alguien tiene un buen día o una buena experiencia, es posible que no desee tanto apoyo emocional de los demás.

- Advertisement -

SIN COMENTARIOS

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.