Prevención del suicidio en adolescentes: cómo actuar ante las señales de alerta

En el presente artículo hablaremos acerca de la importancia de poder detectar las señales de alarma que pueden presentar las personas que tenemos a nuestro alrededor, con el fin de buscar ayuda lo antes posible. Para ello, es conveniente conocer alguna información relevante sobre el tema.

Entre las diferentes medidas de prevención del suicidio en adolescentes, cabe destacar las siguientes: fijarse en las señales de alerta de suicidio, buscar ayuda profesional urgente (por ejemplo, llamar a emergencias), tratar de mantener la calma y escuchar atentamente al adolescente en riesgo, animar al adolescente para que nos hable sobre sus sentimientos y escuchar sin juzgar, asegurarse de que tiene un buen apoyo social y familiar y procurar que el adolescente no tenga a mano ningún instrumento que permita llevar a cabo el suicidio, entre otras medidas.

Antes de empezar a hablar sobre algunas pautas que podrían ayudar en la prevención del suicidio con adolescentes, es importante destacar que este artículo es divulgativo y que no sustituye la ayuda profesional de un experto en este tema. Por lo tanto, ante la más mínima señal, debemos buscar ayuda profesional de inmediato.

El comportamiento suicida: en qué consiste y cuáles son los datos en población adolescente

El tema del suicidio es bastante complicado, y según la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen más de 800.000 muertes por esta causa. Además, preocupa especialmente el aumento del número de suicidios en población adolescente en los últimos años. Por ello, es muy importante tomar conciencia de ello y destacar los factores de riesgo que permitan su prevención en mayor medida.

El comportamiento suicida es esa acción o preocupación que padecen algunas personas por causar su propia muerte de forma voluntaria, y abarca diferentes grados que van desde los pensamientos hasta los intentos de suicidio consumado (Fonseca-Pedrero et al., 2020); (Al-Halabí, García y Gutiérrez, 2021).

Es relevante destacar que los gestos suicidas no deben ser pasados por alto, ya que se consideran peticiones de auxilio. Ante este tipo de situaciones, es necesario llevar a cabo una evaluación cuidadosa y un abordaje psicológico especializado para aliviar el sufrimiento de la persona y prevenir futuros intentos de suicidio.

Es importante conocer que alrededor del 20% de las personas que tienen un primer intento de suicidio vuelven a intentarlo al año siguiente, llegando a consumarse en un 10% de los casos. Por ello, es conveniente conocer los factores de riesgo y las señales de alerta, así como también los factores de protección, con el fin de trabajarlos en terapia para la prevención del suicidio en adolescentes.

Los principales factores de riesgo del suicidio en población adolescente

Los principales factores de riesgo que hay que tener en cuenta para la prevención del suicidio en adolescentes, son las siguientes:

  • Padecer 2 o más trastornos mentales y/o abuso de sustancias.
  • Comportarse de manera impulsiva.
  • Historial familiar de trastornos mentales graves, violencia de todo tipo, abuso de sustancias o de conductas suicidas.
  • Patrones disfuncionales de apego.
  • Intentos anteriores de suicidio.
  • Haber presenciado la conducta suicida de una persona cercana.
  • Haber vivido uno o varios eventos traumáticos.
  • Tener dificultades para recibir ayuda de un sistema público sanitario que pudiera brindar la atención necesaria.
  • Tener a mano objetos que pueda causar graves daños.
  • Sufrir problemas a interpersonales (p. ej., bullying, discriminación, rechazo social, situaciones de violencia en el entorno en el que vive, etc.).
  • Estar sufriendo una crisis personal y no tener las herramientas para afrontarla y no saber cómo pedir ayuda.

La importancia de los factores protectores para la prevención del suicidio en adolescentes

De cara a prevenir el suicidio en adolescentes es muy importante trabajar y reforzar los recursos con los que pueden contar estas personas que se encuentran en riesgo por diferentes motivos:

  • Apoyo familiar y social, basado en unas relaciones sanas en las que haya una correcta comunicación.
  • Trabajo de las habilidades sociales con el fin de mejorar su integración con los demás en diferentes contextos como la escuela.
  • Que el adolescente confíe en algún adulto cercano que tenga como referencia para pedir ayuda cuando tenga dificultades por el motivo que sea.
  • Fomentar en la adolescencia el desarrollo de una buena autoestima y de otras habilidades como la resiliencia o la responsabilidad.
  • Tener buenas relaciones sociales con personas que practiquen actividades saludables.

Para el fomento y el trabajo en torno a los diferentes factores de protección para la prevención del suicidio en adolescentes es importante tomar diferentes medidas a nivel comunitario, como, por ejemplo:

  • El conocimiento y el uso de los diferentes recursos que existen a nivel nacional con el fin de ayudar a personas que se encuentran en riesgo de suicidio,
  • Dar mayor importancia a la salud mental de los ciudadanos,
  • Dar más charlas y formación psicoeducativa acerca del suicidio en los centros de enseñanza y, por supuesto,
  • Ayudar a las familias a desarrollar dentro de su entorno familiar un espacio seguro en el que los adolescentes se sientan cómodos y puedan expresar lo que sienten sin sentirse juzgados.

Señales de alerta a tener en cuenta para la prevención del suicidio en adolescentes

De cara a la prevención del suicidio en adolescentes existen diversas señales que debemos conocer con el fin de poder ayudar a estas personas que están en riesgo. A continuación, vamos a exponer las más comunes:

  • Pérdida notable del interés por actividades que practicaba con frecuencia y por aficiones que solía tener.
  • Ha comenzado a aislarse de sus amigos y familiares.
  • Abuso de drogas y/o alcohol.
  • Ha empezado a descuidar su aspecto físico.
  • Ha tenido un cambio notable en sus hábitos diarios como la alimentación o el sueño.
  • Existe una pérdida de interés por los estudios y/o el trabajo, en caso de que ya se encuentre trabajando.
  • Tiene quejas frecuentes acerca de su salud (p. ej., dolores de cabeza, cansancio, angustia a nivel emocional, etc.).
  •  No responde a los elogios recibidos por parte de personas cercanas.
  • Se comporta de manera extraña o poco común (p. ej., se escapa de casa sin avisar, comportamientos de riesgo, etc.).

También existen otras señales más alarmantes como mostrar esfuerzos o tener planificado su suicidio:

  • Haber comentado su deseo de morir.
  • Mostrar indicios a nivel verbal, tales como “si algún día me ocurriera algo quiero que sepas…”, “algún día dejaré de ser un problema para vosotros”.
  • Mostrarse notablemente animado tras haber pasado un período de depresión (aunque parezca algo positivo, si repentinamente se muestra más animado de lo normal después de haber estado en un periodo de depresión hay que estar especialmente atentos porque podría estar en riesgo).
  • Regalar de repente sus posesiones más preciadas a otras personas o desecharlas sin causa aparente.
  • Haber escrito alguna nota de despedida.

Tratamientos psicológicos para la prevención del suicidio en adolescentes

De acuerdo con  Al-Halabí, García y Gutiérrez (2021), en la actualidad existen 2 ensayos controlados aleatorizados (ECA) que demuestran, sin ningún tipo de discusión, que la terapia psicológica terapia dialéctico-conductual para adolescentes (DBT-A) es el tratamiento que está mejor establecido para la prevención del suicidio en adolescentes, contando con el máximo nivel de evidencia y recomendación, al estar enfocado en el abordaje psicológico sobre la ideación suicida y las conductas autolíticas en este grupo de población mediante la adquisición y entrenamiento en sesiones de habilidades de regulación emocional, tolerancia a la frustración y construcción de una vida que merezca la pena vivir.

Leer: Terapias de tercera generación, un recurso indispensable para abordar pacientes hoy en día

Algunas pautas para poder ayudar en la prevención del suicidio en adolescentes

Ante un riesgo de suicidio en adolescentes, las personas cercanas deben seguir una serie de pautas con el fin de poder ayudar, siendo muy importante buscar ayuda profesional urgente una vez a conseguido calmar a la persona que quiere acabar con su vida. Entre los pasos a seguir hay que destacar los siguientes:

  • Debemos tratar de mantener la calma y escuchar atentamente al adolescente que se encuentra en riesgo de suicidio.
  • Es importante que nos tomemos en serio sus amenazas de suicidio, aunque nos pudieran llegar a parecer una llamada de atención.
  • Hay que animar al adolescente para que nos hable sobre sus sentimientos y escuchar atentamente y de forma activa cómo se expresa.
  • No debemos juzgar lo que dice; es importante que sienta que alguien escucha lo que dice desde la aceptación.
  • Hay que preguntar si ha tenido anteriormente pensamientos acerca del suicidio y, en caso afirmativo, averiguar con qué intensidad y frecuencia piensa en el suicidio.
  • Debemos preguntar al adolescente si ha preparado algún plan para llevar a cabo el suicidio.
  • Hay que asegurarse de que el adolescente no tiene a mano ningún instrumento que permita que lleve a cabo el suicidio.

Después de seguir estas y asegurarse de que el adolescente se encuentra a salvo, es importante no dejarle solo en ningún momento y buscar ayuda profesional de manera urgente en algún servicio de salud mental, el servicio de urgencias de un hospital cercano, a través de la policía, avisando a su familia o llamando por teléfono a los servicios de emergencia, cabiendo destacar que todas estas medidas también son aplicables en cualquier caso de intento de suicidio en todos los grupos poblacionales (niños, adolescentes, adultos y personas de edad avanzada).

Recursos de ayuda para la prevención del suicidio

Toda amenaza o señal de alerta de suicidio debe tomarse en cuenta y nunca considerarse como una llamada de atención ya que la vida de esa persona podría estar en peligro y es por ello que se debería buscar ayuda profesional urgente. Para ello, se puede llamar a emergencias o cualquier otro organismo que esté especializado en la prevención del suicidio, siendo algunos ejemplos los siguientes:

  • Teléfono nacional de emergencias (p. ej., en España es el 112).
  • Teléfono 024 como línea de atención a la conducta suicida en España.
  • Teléfono de la esperanza (varía en los diferentes países; puede encontrarse en un buscador web fácilmente).
  • Página web de Befrienders Worldwide Global Suicide Prevention

Fuentes y recursos de información

Comprobamos el contenido y la veracidad del conocimiento presentado en este artículo a través de nuestro proceso editorial y de verificación de la información, para asegurarnos de que sea preciso y confiable.

  • Al-Halabí, S., García, J. M. y Gutiérrez, B. (2021). Tratamientos psicológicos para la conducta suicida en niños y adolescentes. En E. Fonseca (coord.). Manual de tratamientos psicológicos: Infancia y adolescencia (pp. 577-615). Madrid: Pirámide.
  • Drago Villaran, V. M. (2020). Reducción de conductas que atentan contra la vida en adolescentes con la terapia dialéctico conductual [Trabajo de Suficiencia Profesional para optar el Título Profesional de Licenciado en Psicología, Universidad de Lima]. Repositorio Institucional – Ulima.
  • Valverde, P. G. (2022). Prevenir el suicidio: Una guía para ayudarte a ayudar. Córdoba: Almuzara.
Mario Arrimada Fernández

Graduado en Psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA). Cuenta con formación especializada en diversas áreas de la salud mental, cabiendo destacar el Máster en Actualización en Intervención Psicológica y Salud Mental (UDIMA), y varios cursos como el de Experto Universitario en Trastornos de la Conducta Alimentaria (UEMC), Experto en Mindfulness para profesionales de la salud (UDIMA) o el de Experto en CIE-11 y DSM-5, entre otros. Actualmente se encuentra cursando el Máster en Psicología General Sanitaria (UAX).

Advertisement

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.