¿Eres una persona emocionalmente dependiente?

Última modificación:

Seguramente, alguna vez en tu vida te has preguntado si eres una persona que constantemente necesita de los demás para funcionar, por ello, en esta ocasión, quiero hablarte sobre este tema y darte algunas pistas que te pueden ayudar a encontrar respuestas más claras.

Antes que nada, quisiera aclarar un poco este panorama ya que, naturalmente, el ser humano necesita relacionarse con las demás personas, no es del todo un ser autosuficiente; el problema radica en qué tan dependiente es esa relación con los otros, ya que, si se torna exagerada, podría convertirse en un problema.

Soy Francisco Martins, coach, autor y especialista en relaciones de la Academia del Amor y hoy te compartiré algunas señales para descubrir si eres una persona emocionalmente dependiente.

Baja autoestima

El amor propio es algo fundamental para todos, si este es escaso, las personas tienden a sentirse mal y buscan constantemente la aprobación externa, lo cual desemboca en una inevitable dependencia de la opinión de los demás.

De modo que, si quieres empezar a tomar las riendas y lograr esa independencia emocional, empieza por cultivar tu autoestima y a confiar en ti mismo/a.

Actitud insegura

La actitud insegura es un factor que influye mucho en tu apego emocional. ¿Por qué pasa?, sencillamente porque depositas la seguridad en manos de otros, por ejemplo, en tu pareja, así que constantemente necesitas de esa persona a tu lado para tomar decisiones que tu no tomarías gracias a la actitud insegura. Por tanto, es un asunto que te lleva a la búsqueda y acompañamiento diario de los otros.

Te sientes culpable constantemente

El sentimiento de culpa es otro de los elementos cuyo resultado es la dependencia emocional de quien la siente; esto se da porque en algún momento de nuestras vidas aprendimos a sentirnos mal con lo que nos decían que era un mal comportamiento y como a nadie le gusta esa sensación, se termina buscando la aprobación de los otros para corroborar que hicimos algo bien. Así de sencillo funciona, pero es uno de los grandes detonantes de este tipo de dependencia.

Entrega ilimitada

Por si no lo sabías, la entrega absoluta y sin condición hacia otra persona también es un claro indicio de dependencia emocional; el hecho de que te despojes de tus necesidades y pongas como prioridad las de esa otra persona muestran tu entrega ilimitada y el deseo de complacerle. Quizá debajo de este comportamiento detectes algún temor que no reconoces, por ejemplo, el de hacer todo lo posible para ser la pareja ideal y así esa persona no te abandone, lo cual puede ser un claro indicio de una dependencia emocional latente que, quizá, no reconocías.

Miedo a la soledad

El miedo a estar solo es una idea que, a lo largo del tiempo, se ha ido acentuando en muchas personas; de hecho, es una situación bastante común ya que por muchas razones hemos normalizado la idea de que es mejor estar en pareja, así sea a costa de nuestro bienestar emocional, que estar solo.

Es precisamente por el arraigo tan profundo de esta idea que muchas otras personas caen en un estado de dependencia emocional por medio del cual sienten ese temor incontrolable a estar solos. ¡Si detectas este rasgo en ti, probablemente padezcas dicho tipo de dependencia!

Pérdida del autocontrol

La falta de autocontrol emocional es una situación que se relaciona bastante con la dependencia emocional, lo cual pasa porque, debido a la incapacidad de manejar nuestras propias emociones, necesitamos del apoyo o dirección de otras personas que nos proporcionen ese freno que nosotros no tenemos, como si fueran ese polo a tierra que al parecer no conocemos.

Si realmente no sabes lo que es el beneficio del autocontrol y, por el contrario, sufres de muchos altibajos emocionales que otros deben calmar por ti, esto lo puedes tomar como una clara muestra de dependencia emocional que deberías gestionar lo antes posible si quieres tomar las riendas de tu vida.

Celos constantes y descontrolados

Mucho cuidado con este rasgo característico no solo de personas emocionalmente dependientes, sino también de personas con celotipia, ya que si no sabes cómo controlar los celos, esto puede desencadenar problemas de muchas maneras; además, debes tener en cuenta que si tiendes a este tipo de conducta es porque, en algún grado, eres dependiente de los demás.

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.