miércoles, julio 8, 2020

Nuevas estrategias para ayudar a los niños a procesar sus emociones negativas

Un reciente estudio (2020) realizado con pueblos indígenas en el sur de Chile desafía algunas suposiciones occidentales sobre las capacidades emocionales de los niños y destaca el valor potencial de pasar tiempo al aire libre para ayudar a los niños a regular sus emociones.

«Creo que muchas personas, particularmente en las culturas occidentales, piensan que los niños son menos capaces de lo que realmente son«, afirma Amy Halberstadt, profesora de psicología de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y autora de un artículo publicado en la revista Frontiers in Psychology, titulado: » Beliefs About Children’s Emotions in Chile”.

«Por ejemplo, nuestro trabajo con los mapuche deja en claro que tienen diferentes expectativas sobre la capacidad de sus hijos para manejar el miedo. Y el papel que sienten que la naturaleza desempeña en ayudar a los niños a mantener su equilibrio emocional también es distinto«.

Para el estudio, los investigadores realizaron una encuesta a 271 padres y maestros en el sur de Chile. Ciento seis de los participantes del estudio eran mapuche, un pueblo indígena de la región. Los otros 165 participantes restantes eran no mapuche.

Las preguntas de la encuesta se desarrollaron a partir de entrevistas y grupos focales. Las preguntas tenían como objetivo obtener una mejor comprensión de las diferencias culturales con respecto a las creencias que los adultos tienen sobre los niños y sus emociones.

Un hallazgo del estudio fue que los padres y maestros mapuche eran significativamente más propensos que los no mapuche a esperar que sus hijos pudieran controlar el miedo.

«Para ser claros, no estamos hablando de que los niños sean estoicos sobre su miedo«, indica Halberstadt. «Estamos hablando de la expectativa de que los niños entiendan una situación y tomen medidas o acepten la situación sin sentir miedo«.

«Los mapuche creen que parte del crecimiento es aprender a no tener miedo, y esto es algo que se fomenta activamente«, expone Dejah Oertwig, coautor del artículo y Ph.D. estudiante en NC State. «Los padres mapuche apoyan el desarrollo de habilidades emocionales, a través de la forma en la cual ayudan a los niños a interpretar el mundo que los rodea«.

El estudio encontró que los mapuche también valoran mucho la relación de un niño con la naturaleza.

«Los mapuche creen que los niños deben respetar, pero no temer, la naturaleza«, explica Halberstadt. «También creen que la naturaleza puede ayudar a los niños a calmarse, enfrentar la tristeza de manera positiva y regular las emociones negativas«.

«Los padres aquí en los Estados Unidos pueden querer ver estos enfoques como posibles estrategias que pueden emplear en casa«, dice Halberstadt. «No creo que haya necesariamente recetas para el éxito en ningún enfoque, pero ampliar nuestra apreciación de lo que es posible para los niños podría producir resultados positivos para los jóvenes. Podría ser una buena idea ver si pasar más tiempo al aire libre y respetar y apreciando la naturaleza, ayúdanos a regular nuestras propias emociones o ayuda a nuestros hijos a encontrar el equilibrio «.

Edición
Edición
Actualidad en Psicología es un espacio abierto para todos aquellos entusiastas de la psicología, nos interesa divulgar contenidos de relevancia en torno a esta disciplina.
enlaces patrocinados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo superar la ansiedad durante la búsqueda de empleo

Si te has quedado sin trabajo y te tienes que poner a buscar urgentemente uno nuevo, que no cunda el pánico....

Síguenos en:

58,909FansMe gusta
7,463SeguidoresSeguir
1,523SeguidoresSeguir
Advertising

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies