martes, septiembre 28, 2021

La fobia social y el miedo a la sudoración en público

El simple hecho de hacer cola para subir a un autobús y no estar tranquilos, querer acudir a una fiesta y rechazar la invitación por tener miedo a estar rodeados de personas desconocidas, sentir nervios antes de entrar en un bar, un gimnasio u otro lugar, etc.

Todo este tipo de situaciones pueden llegar a convertirse en habituales para quienes sufren fobia social. Causándoles bastantes incomodidades y problemas.

La fobia social o el temor irracional al contacto y a las interacciones humanas, es una de las fobias más habituales en nuestra sociedad, en una época en la que estamos más expuestos que nunca por todas las nuevas tecnologías y redes sociales.

¿Cuáles serían los síntomas de la fobia social?

Cuando una persona padece fobia, es su cuerpo lo primero que reacciona, acelerándosele el pulso cardíaco, teniendo una mayor rigidez muscular, o con la propia sudoración del cuerpo o alguna zona concreta del mismo. Sintiendo después emociones de temor, angustia o pánico, para acabar después verbalizando o racionalizando acerca de la situación que es considerada como una amenaza.

Si las situaciones amenazantes se repiten continuamente y no se toman medidas al respecto para superar dichas fobias, es posible que llegue a ocasionarnos problemas como la hiperhidrosis (sudor excesivo) un trastorno e incomodidad difícil de controlar. Aunque las causas de esta sudoración excesiva todavía son desconocidas y no tienen por qué estar vinculadas con lo comentado.

¿Y las consecuencias?

Afecta entorno a un 3% de la población la hiperhidrosis primaria idiopática, presentándose de forma incontrolable y espontánea, sin tener una relación directa con el calor que pueda hacer ni las altas temperaturas.

Para las personas que padecen esta sudoración excesiva relacionarse con los demás en un entorno laboral o social puede ser un problema, pues todo esto les influye negativamente, les genera complejos, incomodidades e inseguridades, convirtiéndose el exceso de sudoración en una gran preocupación para estas personas.

Posibles soluciones o formas de mejora

Personas que en muchas ocasiones acuden a las consultas médicas buscando soluciones definitivas a este problema, que les permita eliminar los efectos de esta sudoración excesiva mediante tratamientos con botox, iontoforesis, miradry y otros relacionados.

Cuando posiblemente tratando de averiguar el origen de estas fobias y trastornos se les podría dar una solución o parte de ella a través de la psicoterapia.

Tras los descubrimientos más recientes en el campo de las Neurociencias, que estudian el cerebro y su funcionamiento, se conoce bastante más sobre el propio cerebro y nuestros comportamientos.

Siendo capaces de conocer más lo que ocurre en el cerebro de la persona que padece ansiedad, tiene algún temor o que simplemente sufre de estrés.

Datos que se aprovechan en la psicoterapia clínica, origen del nacimiento de las terapias neurocientíficas. Terapias que se originaron en los años 80 del siglo XX, per que actualmente siguen evolucionando y revolucionando la práctica de la psicología clínica.

Terapias Neurocientíficas

Estas terapias neurocientíficas disponen de una base científica y de muchísimos casos de estudio probados.

Prácticas que pensamos que irán a más, pues la personas no solemos querer invertir años y años tratando de superar problemas y aquellas situaciones que podemos llegar a vivir con una gran perturbación y que con este tipo de prácticas podemos llegar a solucionar de forma rápida y bastante efectiva.

El cerebro dispone de las claves suficientes para la sanación del propio cuerpo y de la mente (en un estado normal y con la ausencia de problemas o enfermedades graves), mecanismos naturales de lo que se aprovecha en este tipo de prácticas para tratar de solucionar algunos problemas y mejorar la salud de las personas.

La fobia social y el miedo a la sudoración en público
Alejandro Vera Casashttps://grullapsicologiaynutricion.com/
Soy psicólogo y nutricionista. Me gradué en 2014 y desde entonces he continuado mi formación como profesional a la par que he intentado ayudar a otras personas a sentirse mejor. Puedes saber mas sobre mí en Grulla psicología y nutrición.
enlaces patrocinados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en:

58,369FansMe gusta
7,777SeguidoresSeguir
1,507SeguidoresSeguir
Advertising