Empresas con salud, ¿Cómo lo logramos?

La importancia de la Salud dentro de las empresas no siempre es el objetivo de éstas, pero sí un factor determinante tanto a nivel personal, profesional como continuidad de la misma.

De un tiempo a estar parte, el concepto de salud y empresa debería estar relacionado, pero no siempre es así. Una empresa, sea formada desde lo que es una persona quién la conforma como más de un millón (como puede ocurrir en grandes compañías internacionales), tiene que tener en cuenta varios puntos, como los que procedemos a comentar en este artículo.

Un entorno adecuado

El escenario, lugar donde se va a proceder a intervenir, debe estar bien definido, con las máximas adecuaciones, implantaciones o espacio conveniente.

Una inmueble debe tener suficiente espacio tanto para productos como personal, en una oficina se deben encontrar el inmobiliario adecuado para poder proceder, y el vestuario debe estar adaptado: no podemos poner al mecánico de gala cuando necesita herramientas y ropa cómoda para trabajar, o a los enfermeros en esmoquin si no son botones de un hotel.

La limpieza, adecuación, reposición de material, orden, oxigenación, higiene… son factores fundamentales.

Las buenas relaciones laborales

Son importantísimas. La imagen a dar, en esta área, de formalidad, buen trato, comunicación y neutralidad, es imprescindible.

Lo ideal, una buena relación amistosa, sea superior o igual, y, siempre como mínimo una cordialidad respetuosa positiva entre trabajadores empleados de cualquier nivel, la propia empresa y los clientes: siempre será más importante que el cliente sea bien tratado y quede satisfecho con la relación, que el hecho de llegar a niveles negativos de discusión o peleas, que pueden repercutir negativamente.

No obstante, hay que tener siempre en cuenta, de la empresa en la que trabajamos, el cliente con el que tratamos y la finalidad: un centro social en el que hay que seguir unas normas y los educadores realizar intervenciones más dictatoriales no es el mismo tipo de relación o intervención que el trato a un cliente que entra en una tienda a comprar un producto libremente.

La solución de problemas de cualquier vía

Desde lo que son a nivel relacional interno de la empresa, sea entre trabajadores, o relaciones asimétricas, como a nivel externo en referencia a la misma, prevención de riesgos laborales, o consiguiente arreglo o reparación de todos ellos.

El ahorro y fomento del buen uso de instalaciones, recursos, pero no escasez

A veces, es mejor que haya abastecimiento, y en algún caso, que sobren materiales o elementos no perecederos en los puestos de trabajo, que qué falten.

Por ejemplo, es mejor que haya suficiente agua, papel higiénico, rollo de papel, bolígrafos, cuadernos, mesas y sillas, ordenadores, etc que encontrarnos en un lugar donde los clientes citados no puedan sentarse y tengan que salir a dar un paseo, como es el caso de espera de alguna consulta médica, o en oficinas donde el nuevo personal tiene que estar compartiendo mesa y ordenador en vez de poder obrar individualmente.

Pero, al contrario, no necesitamos dejar el agua fluyendo en el baño con el grifo abierto, tirar agua potable que no se ha bebido del vaso, encender la calefacción si no es necesario, o pasarse el día con el aire acondicionado en verano, si no es necesario.

Seguir las leyes

Legalmente, aunque en algunas empresas no se siguen algunas pautas marcadas por la Ley no son seguidas, hay repercusión por desobedecer normas impuestas.

Si bien nadie nunca se va a saber todas las leyes del país en el que se trabaja (excepto los profesionales de la Ley, y aun así no siempre…) y recordemos que de un estado o país a otro puede cambiar, hay algunas de sobra conocidas, como puede ser que el transportista no conduzca ebrio, no se tomen drogas ilegales en las oficinas, se respeten los espacios sin humo o los trabajadores tengan derecho a acudir a citas médicas (especialmente, de especialistas) si no es posible cambiarlas en su horario laboral.

Intentar ser personas saludables

Si bien no todo el mundo lo es, ni está sano, seguir un mínimo de convivencia, respeto hacia otros trabajadores y otras personas es un mínimo a conseguir. Respetar los espacios donde no se puede fumar, mantener las zonas de baño limpias o higiénicas, intentar ser respetuoso con las necesidades de lo/as compañero/as, mantener la legalidad acerca de las visitas y bajas médicas, horarios de comida adecuados, etc

Antonia Juanico Mulet
Antonia Juanico Mulet
Diplomada en Trabajo Social por la UIB y Máster Sexología Promoción de Salud Sexual por la Fundación UNED, con conocimientos y apasionada en temas de Psicología, Criminología, Violencia de género, Salud Mental, Moda, Belleza, Relaciones amorosas, Inclusión, Farmacia y Drogodependencias. Mallorquina bilingüe en Catalán y Español, iniciada en Inglés, disfruto cuidándome, disfrutando de todo con buen humor lo que me gusta (ver cine, hacer ejercicio, leer, pasear, estar en casa con mi gato, viajar y salir a veces...) e intentando conseguir mis metas y objetivos reales.
enlaces patrocinados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.