La realidad de los trastornos de la conducta alimentaria y los medios de comunicación

¿Cuál es el impacto que las redes sociales que consumen millones de adolescentes en los trastornos de la conducta alimentaria?

Andrea Tabueña Puente

La realidad de los trastornos de la conducta alimentaria y los medios de comunicación
Imagen de Depositphotos.

¿Cuántas horas al día estamos delante de una pantalla haciendo uso personal en nuestras redes sociales? ¿Cuántas de estas horas vemos constantemente chicos y chicas con cuerpos “ideales”? Pero, y esto, ¿tiene algún efecto en nosotros realmente? ¿Qué es lo que ocurre?

Los trastornos de la conducta alimentaria, conocidos como TCA, son trastornos mentales que están caracterizados por un comportamiento patológico frente a la ingesta alimentaria y una obsesión por el control de peso. Los más conocidos son la anorexia (que se caracteriza porque las personas que lo padecen tienen un peso muy inferior a lo que se debería, una preocupación por su cuerpo y por la delgadez extrema, con una mala relación con la comida, etc.) y la bulimia (que se caracteriza por presentar episodios regulares en los que se ingiere gran cantidad de comida, teniendo una pérdida de control en la ingesta y, posteriormente aparece un sentimiento de arrepentimiento, en el cual la persona utiliza diferentes métodos para evitar el aumento de peso; como vómitos, control de laxantes, etc.).

Aunque hay que tener en cuenta que actualmente existen muchos más trastornos de la conducta alimentaria, como por ejemplo; la pica, la vigorexia, el trastorno por atracón, etc.; siendo todos ellos igual de importantes y preocupantes.

Actualmente en España se calcula que los TCA afectan a 400.000 personas, siendo 300.000 jóvenes de entre 12 y 24 años; afectando principalmente en el sexo femenino.

Pero ¿qué relación hay entre los TCA y las nuevas tecnologías? ¿Qué está pasa actualmente?

En los TCA existen diferentes factores que están presentes en estos trastornos; el factor biológico, el psicológico, el familiar y el socio-cultural, en dónde en este último tiene mucha importancia el papel que juega en la cultura la delgadez, los ideales de belleza que nos transmiten, el ideal de juventud eterna, la sociedad de consumo, etc.

Leer:  Las ventajas de la meditación para combatir el estrés

Actualmente vivimos en un mundo muy digitalizado, en donde aprendemos más de los medios de comunicación que de otra fuente de información, y, si queremos entender que está pasando en la sociedad, tenemos que entender a los medios.

Desde que somos pequeños recibimos constantemente mensajes sobre el cuerpo, en las películas todas las personas tiene buen cuerpo (las chicas son delgadas y altas y los chicos están fuertes) y en donde la figura de una persona
con más peso no tiene un papel importante o bueno en la película, ya que ser “obeso” se sitúa en nuestro inconsciente de forma negativa, debiéndose a la presión que ejercen los cánones de belleza estéticos que están establecidos y la discriminación que supone el hecho de no ajustarse en estos.

Además, hay que saber que los adolescentes pasan 31 horas a la semana viendo la televisión, 17 horas escuchando música, 3 horas a la semana viendo películas, 4 horas leyendo revistas y 10 horas navegando por internet.

Lo que hace un total de 10 horas y 45 minutos de consumo personal diario día tras día; e incluso estos datos van en aumento. Esto provoca que al día se vean alrededor de más de 3.000 imágenes irreales (que están modificadas) y esto hace que acabes comparando tu cuerpo a todas estas imágenes y acabes creando una distorsión irreal de tu cuerpo y el cuerpo ideal que te gustaría tener o alcanzar.

Además, que las fotos, vídeos… que se nos muestran tanto en los medios de comunicación, revistas, redes sociales están editadas y muestran un rostro o cuerpo que no es el real de la persona, por lo tanto ¿Por qué vender algo que no es realmente?

Por lo tanto, ¿Qué es lo que ocurre? En los diferentes medios de comunicación y, sobre todo en las redes sociales; siendo las que tienen más visibilidad Instagram y TikTok, se nos bombardea constantemente sobre los ideales de belleza y cánones a seguir. Es cierto que no se hace de forma directa diciéndonos “tienes que ser delgada” “haz deporte”…, sino que, por ejemplo, las personas que tienen más éxito, en el caso del sexo femenino, siempre son chicas guapas, delgadas y con buen cuerpo y, en el caso del sexo masculino, siempre son chicos guapos, musculados, etc. Además, ¿Qué es lo que ocurre cuando, por ejemplo, una persona conocida, ha ganado peso?

Leer:  Los beneficios del yoga para la salud física y mental

Actualmente hay muchos titulares de personas famosas (como Selena Gómez, Camila Cabello, Demi Lovato…) que por los motivos que sean, han ganado peso y, todos los titulares se centran en esto, pero ¿acaso debería ser noticia?

Los cuerpos de las personas no deberían ser el foco de atención ni de noticia nunca. Los cuerpos son cuerpos. Dejemos de dar solo visibilidad e importancia a seguir el famoso modelo de belleza de 90-60-90 y amemos cada cuerpo sea como sea.

Es cierto que los TCA seguirán existiendo, pero uno de los factores tan importante como es el factor sociocultural, el cual tiene muchísima importancia, se pudiera controlar, ¿Cuál seria el porcentaje de estos trastornos? Lo que se sabe es que estaría mucho más controlado y la gente no se preocuparía tanto por como esta, como es, como los demás los ven, etc.

Los TCA no son una moda, no son un juego, son un problema grave de salud mental, el cual en ocasiones acaba de forma trágica para la persona. No dejemos que la sociedad siga dando importancia a cánones a seguir.

Andrea Tabueña Puente

Soy psicóloga. Me gradué en 2020 y he estado haciendo cursos en relación a mi ámbito para continuar con mi formación profesional. Actualmente soy estudiante del máster Psicología infantil y juvenil.

Mi lema: no hay salud sin salud mental.