Takmeomeo / Pixabay

Última modificación:

Hoy en día, que entre ambos miembros de la pareja existan acuerdos es un factor importante para que una relación tenga éxito, estar de acuerdo en algún aspecto de mi pareja no significa llevar a cabo todo lo que dice, sino poder discutir y llegar a una solución acertada.

Es normal, que dentro de una pareja aparezcan desacuerdos lo importante es poder llegar a una solución a la hora de gestionar los conflictos.

Son muchos los desacuerdos que se pueden producir entre ambos, por un lado puede haber discordancia en cuando a los objetivos de cada uno de los miembros, las creencias y expectativas de cada uno juegan un papel fundamental, en muchas ocasiones los roles de cada uno de los miembros están influidos por sus propias creencias, una solución no por ello fácil, es intentar que exista una cierta aceptación de estos roles por parte del otro, la probabilidad de desacuerdos siempre va a ser menor.

Una importante fuente de conflictos puede producirse en la toma de decisiones, es importante considerar la solución a un problema como un asunto común, no de cada uno de los miembros de forma individual, tomando decisiones consensuadas fomentaría avanzar de forma conjunta, fortaleciendo la relación de pareja.

Por último, muchos factores que rodean y de algún modo toman influencia dentro de la pareja son importantes a tener en cuenta a la hora de fomentar una búsqueda de soluciones, como por ejemplo, la educación de los hijos, el entorno donde la pareja vive o se desarrolla la relación, las relaciones con los familiares de ambos miembros, etc.

Cuando por norma general, surgen desacuerdos a la hora de tomar decisiones aparecen sentimientos de desesperanza, problemas de comunicación, falta de motivación etc. incluso puede influir en aspectos más específicos como la sexualidad, la educación de los hijos, autoestima etc. Hasta considerar que pocas veces nos vemos reforzados por parte de nuestras parejas.

Del mismo modo, la comunicación se considera uno de los aspectos más relevantes de la pareja, en muchas ocasiones el no saber cómo expresar nuestras opiniones o incluso no llegar a escuchar a la persona que tenemos en frente genera desacuerdo, cuando quizás los dos piensen, quieran o valoren la situaciones de un mismo modo.

Las limitaciones en la comunicación suponen limitaciones a la hora de compartir el día a día, momentos especiales o agradables, limitan la hora de expresar a la pareja, lo que nos gusta de él, lo que nos gusta del momento o más importante aún de hacérselo saber a él mismo.

Hay que potenciar y trabajar un estilo de comunicación asertivo, eliminando sesgos y distorsiones que pueden influir de forma directa en la comunicación, como son los reproches, las etiquetas, juzgar las conductas del otro, amenazas, acusaciones etc.

Además de fomentar acuerdos, llegar a una toma de decisiones común, eliminar de algún modo las distorsiones dentro de la pareja es importante reforzar a la pareja, saber que el otro miembro está ahí y hacérselo saber, en muchas ocasiones nos encontramos que no solo, no se práctica diariamente, si no que se mantiene en el olvido, se ha comprobado que la práctica diaria de reforzadores incrementa los niveles de satisfacción de la pareja y ni que decir tiene que fortalece la misma.

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.