geralt / Pixabay

Última modificación:

La psicóloga de la salud Kelly McGonigal abordaba en una charla TED del 2013, el tema de cómo convertir al estrés en el mejor amigo, explorando un hallazgo sorprendente de la investigación: el estrés solo puede tener consecuencias negativas para la salud si la persona cree que lo hará.

De ahí parte su sugerencia radical: en lugar de temerle al estrés, hacerse amigo de él.

Para entender porque el estrés puede tener efectos positivos en la salud mental y física a continuación se presentan siete estudios psicológicos al respecto.

Es importante resaltar que todos los estudios se refieren a fases agudas, a corto plazo, estrés moderado de corta duración; el estrés crónico por otro lado no es abordado.

1. El estrés se correlaciona con un menor riesgo de muerte

En su conferencia, McGonigal hace referencia a un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, los investigadores analizaron los resultados de una encuesta realizada en 1998 por el Centro Nacional de Estadísticas de la Salud (EU), que solicitó respuestas específicas acerca de los niveles de estrés, manejo del estrés y percepciones acerca de cómo el estrés afecta la salud.

La muestra utilizada consto de cerca de 29 mil individuos que respondieron la encuesta,  lo cual fue correlacionado con los registros públicos y luego se seleccionaron los casos de fallecimientos entre la población hasta el 2006.

En términos generales se observó que los encuestados que informaron una gran cantidad de estrés y tenían la percepción que este tiene un gran impacto negativo en la salud tuvieron una mayor proporción de riesgo, que se traduce en un 43% de mayor de muerte prematura.

En comparación, quienes informaron una gran cantidad de estrés, pero poca o ninguna percepción que éste tenga un efecto negativo sobre la salud, presentaron un menor riesgo que cualquier otro grupo, incluidos quienes no sentían casi estrés.

2. El estrés aumenta la producción de neuronas que pueden aumentar el rendimiento

Una investigación de Daniela Kaufer y Elizabeth Kirby de la Universidad de California, Berkeley, sugiere que algo de estrés puede impulsarnos hacia adelante y permitir afrontar los desafíos.

Estas científicas ubicaron ratas en una situación estresante – las inmovilizaron en sus jaulas para aumentar los niveles de la hormona del estrés (cortisol) en sus cuerpos,  en el cerebro, este impulso parecía tener un efecto en las células madre que favorece la generación de nuevas neuronas.

Dos semanas más tarde, estas neuronas ya maduras parecían para mejorar el rendimiento de las ratas en pruebas de aprendizaje, “algunas cantidades de estrés son necesarias para presionar el mejoramiento del nivel de lucidez mental óptimo, el rendimiento conductual y cognitivo” afirma de doctora Kaufer,Creo que los acontecimientos estresantes intermitentes son probablemente lo que mantenga al cerebro más alerta y uno se desempeña mejor cuando está alerta.”

3. Las oleadas de estrés pueden fortalecer el sistema inmunológico

En la charla TEDx sobre los efectos positivos del estrés del Doctor Firdaus Dhabhar de la Universidad de Stanford, brinda una explicación de lo esencial de su investigación, a corto plazo el estrés permite que las glándulas suprarrenales liberen hormonas que, esencialmente, llaman células inmunes de donde se encuentren descansando en los órganos y se trasladen a las estaciones de batalla, donde serán necesarias – incluso antes que haya una herida o infección.

Para más información lea el estudio, publicado en revista Psychoeuroendocrinology.

4. El estrés puede tornarnos más sociales

Un estudio de 2012 realizado por investigadores de la Universidad de Friburgo sugiere que el estrés puede ayudarnos a establecer más amistades, esta investigación contó con la participación de 72 estudiantes del sexo masculino los cuales fueron divididos en dos grupos, uno con la condición de estrés presente y otro de control.

Los individuos sometidos a la condición de estrés tuvieron que superar una serie de pruebas penosas, la cual es denominada “Prueba de estrés social de Tier”,  luego, se formaron parejas para jugar una serie de juegos que ponían a prueba la confianza, el intercambio y la toma de riesgos.

Al final, los investigadores hallaron que los estudiantes que fueron sometidos a la condición de estrés mostraron más conductas prosociales en los juegos, en otras palabras, estaban más dispuestos a confiar en su compañero y manifestaron un mayor interés en compartir.

5. El estrés puede mejorar el aprendizaje

Una investigación publicada por la revista Nautrwissenschaften, la cual observo como aprendían nuevos sonidos los machos de un ave denominada tilonorrinco y llego a la conclusión que esta especie aprendía mejor durante momentos de estrés agudo.

Pero este hallazgo no sólo aplica  para las aves.   Un estudio de 2007 realizado por investigadores del Instituto Nacional de Salud Mental (EU), sometió la mitad de un grupo masculino algo que les causaría estrés; ver su mano sumergida en agua helada durante 60 segundos.

Luego de lo cual se les pidió realizar dos pruebas de aprendizaje a menudo llevadas a cabo con animales; una prueba de parpadeo y una de navegación virtual.   Los sujetos sometidos al estrés, realizaron mejor ambas pruebas.

6. El estrés puede mejorar la memoria

Las ratas al parecer odian el agua.  Este hecho fue utilizado por investigadores de la Universidad de Buffalo para un experimento en 2009.

Forzaron a un grupo de ratas a nadar durante 20 minutos, mientras que otro grupo estaba a salvo y seco,  luego midieron el desempeño de ambos grupos al resolver un laberinto.

En cuatro ensayos realizados a las cuatro horas y un día después, las ratas que sufrieron el estresante acto de nadar cometieron significativamente menos errores en el laberinto que el grupo de control.

Los investigadores observaron un aumento de la glutamina, un neurotransmisor conocido por mejorar la memoria de trabajo.

Un estudio más reciente examinó la interacción entre el estrés y la memoria de trabajo en seres humanos, investigadores de la Universidad Estatal de Nuevo México dieron a un grupo de estudiantes una prueba donde observaban imágenes casi idénticas en una rápida sucesión, luego tuvieron que encontrar las sutiles diferencias entre ambas imágenes.

Ellos hicieron una versión de esta prueba, tanto antes como después de una situación diseñada específicamente para elevar sus niveles de cortisol.

Después de la situación estresante, los estudiantes obtuvieron mejores resultados en la prueba de memoria de trabajo.

7. El estrés ayuda a conectarnos con nuestros instintos

Investigadores de la Universidad de Maine tenían curiosidad por explorar cómo exactamente el estrés mejora el rendimiento.

Con este fin sometieron a un grupo de estudiantes a una serie de pruebas que se saben elevan los niveles de cortisol; luego ellos tenían que realizar una  video presentación de 5 minutos, hacer una entrevista de 5 minutos y contar hacia atrás desde 1022 retrocediendo de a 13 números, todo esto delante de unos jueces cuya expresión era plana siempre.

Posteriormente, los estudiantes llevaban a cabo dos tareas en torno a la categorización de círculos y barras en una pantalla de ordenador.

Primero, tenían que hablar según normas específicas para categorizar las formas.   Segundo, simplemente compartían que categoría creían que la forma pertenecía.

Los sujetos que reportaron sentirse más estresados se desempeñaron mejor en la segunda tarea, la que los obligaba a preocuparse menos por los detalles y cumplir simplemente con el objetivo.

Pueden ver la charla completa de la doctora Kelly McGonigal de TED acá:

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.