ErikaWittlieb / Pixabay

Última modificación

La depresión junto con la ansiedad es uno de los males del siglo XXI. El uso de antidepresivos crece de manera constante y cada vez es más frecuente oír que fulanito o menganito está pasando por una depresión.

Pasar por una depresión es algo bastante desagradable y doloroso así que quiero dedicar este artículo a hablar de 10 antídotos contra la depresión. 10 antídotos para evitar caer en ese círculo vicioso depresivo del que es difícil (por supuesto no imposible) y trabajoso salir.

1. Mantente activo

El mejor antídoto para la depresión es la acción. El hecho de mantenerse ocupado en diferentes situaciones correlaciona con un aumento del estado de ánimo. Es muy importante tener hobbies, actividades de las que disfrutamos independientemente de cuáles sean. El hecho de realizar actividades que nos gustan y que nos sirven para desconectar de los problemas cotidianos es un excelente preventivo de cualquier trastorno emocional, además de un poderoso recurso al que podremos recurrir siempre que necesitemos un poco de aire fresco.

2. Ten diferentes puntos de apoyo

Si una mesa tiene dos patas y se rompe una, la mesa se cae. Si tiene tres se queda muy inestable, si tiene cuatro se sostiene, y cuantas más patas tenga mejor se sostendrá aunque una de ellas se rompa.

Cuantos más ámbitos haya que sean importantes en tu vida más estable te mantendrás si ocurre un percance en alguno de ellos.

Ejemplos de diferentes ámbitos (amigos, pareja, trabajo, ocio, deporte, espiritualidad, salud, familia, etc…)

3. Forma un círculo social de calidad

Tener un grupo social adecuado con el que podemos contar para desahogarnos, despejarnos o lo que necesitemos en el momento, es un excelente amortiguador de los golpes emocionales. Cualquier suceso desafortunado que te ocurra en la vida será menos malo rodeado de un grupo de buenos amigos. Así que no olvides dedicarles el tiempo que se merecen.

4. Date pequeños y grandes caprichos

¡Cuídate! Trátate a ti mismo como alguien especial, regálate un masaje, un baño de sales, una tarde sin niños para leer tu novela favorita. Regálate una escapada a la montaña o ese televisor al que le echaste el ojo hace tiempo.

Eres la persona más importante de tu vida, vas a pasar el resto de tu vida contigo así que te mereces tratarte con cariño ¿no?

5. Deja de compararte

Tenemos la absurda manía de estar constantemente comparándonos con los demás. Además solemos hacerlo de una manera sesgada, viendo en ellos solo lo que nos gustaría tener y no tenemos.

Cada personas es completamente diferente y al igual que otros tienen cosas que a ti te faltan tú también posees cualidades que a otros les gustaría tener. Así que la próxima vez que te compares dale la vuelta a la tortilla y fíjate en aquellas cosas que tú haces mejor que el resto. Seguro que encuentras más de una.

Y se en vez de hacer esto simplemente dejas de compararte y aceptas que cada cual es diferente aún mejor.

6. Vive el presente

Pasamos más tiempo lamentándonos por cosas del pasado y anticipando posibles dificultades del futuro que probablemente nunca lleguen, que se nos olvida vivir el presente.

Si nos limitáramos a vivir en el momento presente y a afrontar las dificultades según van llegando la mayoría de trastornos mentales no existirían.

No digo que ignores el pasado (es muy útil para aprender de él y para explicar el momento en el que te encuentras), ni que actúes como si el futuro no existiera (ya que se convertirá en tu presente algún día) simple te aconsejo que vivas tu vida desde el presente.

Unsplash / Pixabay

7. Fíjate en las pequeñas grandes cosas

Todos los días e independientemente de la situación en la que te encuentres hay pequeñas cosas de las que puedes disfrutar. Normalmente pasamos por la vida de manera tan rutinaria, automatizada y absortos en nuestros problemas que pasamos por alto todas estas cosas.

Así que te propongo el siguiente ejercicio: cada noche antes de acostarte apunta en una libreta todas las pequeñas (o grandes) cosas de las que hayas disfrutado ese día. Estoy hablando de la sonrisa de tu hijo, la suave brisa de la mañana, la temperatura del agua en la ducha, el olor a flores, la conversación con tu vecina, el café de media mañana, etc…

8. Acepta los vaivenes de la vida

A lo largo de nuestra vida siempre hay algún momento en el que las cosas se complican y nos toca pasar por un momento delicado.

Simplemente acéptalo, pero aceptarlo sin echar más leña al fuego. Acepta las emociones negativas pero no las alimentes con pensamientos negativos simplemente observarlas, observa los síntomas fisiológicos, deja fluir los pensamientos y aprenderás a desligarte de la las emociones viendo que igual que vienen se van, pero no te atormentan.

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

9. Ayuda/Cuida a los demás

Ayudar o cuidar a los demás es algo que la selección natural eligió que nos sentará bien. Somos seres sociales y el hecho de cuidarnos los unos a nosotros garantiza la supervivencia de la especie, así que la madre naturaleza eligió que segregáramos endorfinas (hormonas de la felicidad) cada vez que ayudáramos a alguien.

Cuidar una mascota o hacer voluntariado para la causa que sea seguro que nos va a hacer sentirnos mejor.

10. Mantente saludable

Aunque lo hayamos oído miles de veces y puesto en práctica muy poquitas llevar una dieta equilibrada, hacer algo de deporte y respetar las horas del sueño son sin duda hábitos que te van a traer muchísimas consecuencias positivas a medio largo plazo. Cuando nos sentimos saludables, fuertes y sanos es mucho más difícil entrar en una dinámica depresiva.

Espero que este  artículo te sea útil y que comiences a poner en práctica ya mismo los 10 antídotos contra la depresión. De esta manera verás cómo en poco tiempo la satisfacción con tu vida aumenta de manera considerable.

Te animo a que le eches un vistazo a mi blog “Psicorumbo” y a que te suscribas a él para recibir un audio de relajación guiada y el ebook “10 pequeñas pautas para generar un gran cambio en tu vida

publicidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.