viernes, mayo 29, 2020

10 aliados de tu deseo sexual

Habla con un psicólogo online
76 / 100 Puntuación SEO

SÓLO HAY UNA FUERZA MOTRIZ, EL DESEO
ARISTÓTELES

Cuando hablamos de deseo sexual, es probable que venga a nuestra mente la idea de una pasión arrebatada que surge de forma instintiva y que nos lleva irremediablemente a anhelar el contacto físico con otra persona. Pues bien, el deseo es mucho más y mucho menos. El deseo puede trascender el plano físico, de hecho, la fase de deseo dentro de la respuesta sexual, se entiende como algo eminentemente psicológico (las “ganas de”) y no necesita si quiera de la presencia física del objeto de deseo para activarse.

Por otro lado, no todo el deseo es instintivo y apasionado. Es frecuente que pensemos que el deseo es algo que debe surgir de forma natural, espontánea y casi “mágica”, y esto puede ser cierto en las primeras fases del enamoramiento, cuando existe un deseo de fusión constante y donde nuestra química cerebral está felizmente alterada.

Más allá de esta etapa, es probable que la “magia” sólo surja espontáneamente en circunstancias especiales (ante la amenaza de pérdida, o cuando conectamos con la admiración hacia la pareja) y por lo tanto, tengamos que buscarla o provocarla de una forma más consciente.

Sin pretender entrar en profundidad en herramientas para aumentar el deseo sexual, (si os apetece bucear algo más en la temática os remitimos al siguiente artículo), sí queremos proponeros una sencilla dinámica en pareja: un brainstorming sobre los que consideráis que son vuestros aliados del deseo sexual.

A continuación, nosotr@s os presentamos algunos de los más “típicos”. Esta lista no es exhaustiva y cada pareja puede tener sus propios aliados del deseo, que irán en aumento a medida que ganéis intimidad y que os conozcáis mejor. Vamos con ellos:

1. Novedad

Lo nuevo resulta más estimulante sin duda. Con ello no estamos animándoos a que cambiéis de pareja sexual (eso ya es cosa de cada un@…), sino a introducir novedades en vuestros encuentros sexuales: posturas, lugares, juguetes, roles sexuales, prácticas, juegos… Cualquier cosa que luche contra la rutina que es uno de los más potentes anestésicos del deseo.

2. Comunicación

Además que fluya la comunicación en pareja, es fundamental que lo haga también en el ámbito sexual. Debemos sentirnos cómod@s para hablar de lo que nos gusta y lo que no, de lo que nos apetece, de nuestras posibles inseguridades, de lo que nos genera curiosidad… Muchas parejas se quedan en el “sota-caballo-rey” o viven una sexualidad muy limitada por no atreverse a comunicar.

3. Actitud lúdica y curiosa

El sexo es juego y debe ser algo divertido, estando dispuestos a jugar y experimentar tratando de dejar atrás prejuicios y estereotipos.

4. Los besos

¿cuantas veces besas a tu pareja a lo largo del día? Si es menos de una… Tenéis un problema. Besar es muy saludable y suele ser una magnífica forma de despertar nuestro deseo sexual. Así que… ¡Bésame, bésame mucho!

5. Querernos

Entre nosotr@s (como pareja) y a nosotr@s mism@s. Una sana autoestima implica también la dimensión sexual. Sentirte bien contig@ mism@ te conectará con mayor facilidad con tu deseo y hará aún más fácil el siguiente punto.

6 . Dejarse llevar

Fluye, suéltate la melena, abandona el control, la parte mental y céntrate en sentir. Tu piel es tu mejor aliada.

7. Relajación

No todo el deseo se tiene que encajar en la pasión más arrebatada. Las caricias, las cosquillas y el sexo en “slow motion” pueden despertar un deseo aletargado. Y no pienses que estos son los “preliminares”: es sexo en sí mismo. Basta de coitocracia.

8. Intimidad

La pareja debe ser el lugar más seguro en el que movernos, donde poder ser nosotr@s mism@s, sin miedos ni prejuicios. Cuanto mayor sea la intimidad y complicidad que compartís, más se puede enriquecer vuestro deseo.

9. Tener el sexo presente

Para sentir deseo, hay que pensar en sexo (y si no que se lo pregunten a un adolescente…) ¿Por que no dedicar 10-15 minutos al día a pensar en algo sexual? Puedes leer un relato erótico, recordar un encuentro sexual especialmente estimulante, o montarte en tu mente tu propia escena porno de película.  Pruébalo: Seguro que después de un par de semanas ya notas que algo ha cambiado.

10. Fantasías

Tienes una capacidad de imaginación ilimitada: úsala. Puede ser un recurso para utilizar individualmente o en pareja. ¿Qué tal si utilizas esos 10 minutos para fantasear? ¿Y si escribes esa fantasía? Podríais escribir un relato erótico en pareja: un@ escribe un párrafo y el otr@ el párrafo siguiente (puede que salgan a relucir las diferentes visiones que tenemos de lo erótico según seamos hombres o mujeres…).

Prohibirnos algo es despertarnos el deseo
Michel de Eyquem

Esperamos que estas ideas os sirvan de inspiración para despertar vuestro deseo sexual y rescataros de la pereza si es que habíais caído en sus redes. En cualquier caso, a veces puede ser necesaria la ayuda de un@ profesional que evalúe con detalle el origen de la falta de deseo y lleve a cabo una terapia sexual personalizada. No olvidemos que la falta de deseo es la dificultad sexual más frecuente las consultas de sexología.

Y bien? ¿Qué otros aliados han salido de vuestra lluvia de ideas?

Rebeca Lajos Rañó
Rebeca Lajos Rañóhttps://aidepsicologia.com/rebeca-lajos/
Psicóloga Sanitaria, Sexóloga y Terapeuta de Pareja en Aidé Psicología Máster en Psicología Clínica y de la salud Máster en Sexología Clínica y Pareja Experta en Mediación y Orientación Familiar Apasionada del Desarrollo Personal y privilegiada por dedicarme a lo que amo.
enlaces patrocinados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cómo superar la ansiedad durante la búsqueda de empleo

Si te has quedado sin trabajo y te tienes que poner a buscar urgentemente uno nuevo, que no cunda el pánico....

Síguenos en:

58,990FansMe gusta
7,412SeguidoresSeguir
1,521SeguidoresSeguir
Advertising

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies