Una investigación reciente encontró que los niños más felices, prósperos y con un fuerte sentido de la moral son educados por padres que:

  • Brindan a sus hijos mucha atención positiva, y
  • El uso de técnicas de crianza de apoyo.

Al contrario, aquellos padres que combinaron una educación estricta con atención positiva tienden a criar niños que son menos felices.

Sin embargo, estos niños igualmente fueron académica y financieramente exitosos.

Obviamente, padres más estrictos crían niños con mentalidades más negativas que se sienten menos seguros.

Los niños criados por los padres demasiado tolerantes, sin embargo, no obtienen tan buenos resultados como se esperaría.

Los niños educados indulgentemente, obtuvieron resultados inferiores a los criados con métodos estrictos, con más bajos niveles de seguridad, éxito financiero y menos felices.

Todo esto según estudio realizado en Japón en el que participaron 5000 hombres y mujeres.

Para realizar esta investigación, se aplicó una encuesta en línea en la cual se les solicitó a los participantes que respondieran una serie de preguntas acerca de sus relaciones con sus padres durante su infancia.

Las preguntas incluían declaraciones tales como:

  • “Mis padres confiaron en mí.”
  • “Sentía como si mi familia no tuviera ningún interés por mí.”

Con estos datos se identificaron cuatro factores clave:

  • (des) Interés
  • Confianza
  • Reglas e
  • Independencia

Al igual que factores tales como “tiempo que pasan juntos” y las “experiencias de ser regañado” (reprendido).

A partir de estos resultados, los investigadores identificaron seis tipos diferentes de métodos de crianza infantil:

Apoyo: caracterizado por niveles altos o medios de independencia, un alto nivel de confianza, un interés alto hacia el niño(a) y una gran cantidad de tiempo compartido.

Estricto: caracterizado por bajos niveles de independencia, niveles medio-altos de confianza, estilo de crianza estricto o muy estricto, niveles medios a altos de interés hacia el niño(a), muchas reglas.

Indulgente: niveles altos o medios de confianza, estilo de crianza no estricto todo el tiempo, el tiempo que pasan con el niño es el promedio o algo superior.

Tolerante: Bajo nivel de interés mostrado hacia el niño(a), el estilo de crianza no es estricto en absoluto, una pequeña cantidad de tiempo compartido, existen algunas reglas.

Severo: hay bajos niveles de interés mostrado en el niño(a), bajos niveles de independencia, bajos niveles de confianza, normas estrictas.

Promedio: las características descritas son promedio en todos los factores clave.

Los resultados demostraron que las personas que habían experimentado cuando eran niños un estilo de crianza de “apoyo” donde los padres les brindaban mucha atención positiva, reportaron tener salarios más altos, mayor éxito académico, y altos niveles de felicidad.

Por otro lado, los participantes educados en un estilo de crianza “estricto” donde sus padres les brindaban un alto nivel de atención combinado con una disciplina estricta, reportaron tener altos salarios y buen rendimiento académico, sin embargo, los niveles de felicidad eran más bajos y reportaban un nivel mayor de estrés.

(izquierda) métodos de crianza (de apoyo, estricto, indulgente) y sus efectos sobre el éxito de los niños. (Derecha) métodos de crianza (tolerante, severo, promedio) y sus efectos sobre el éxito de los niños. Fuente: Kobe University Center for Social Systems Innovation, Communications Division
(izquierda) métodos de crianza (de apoyo, estricto, indulgente) y sus efectos sobre el éxito de los niños.
(Derecha) métodos de crianza (tolerante, severo, promedio) y sus efectos sobre el éxito de los niños.
Fuente: Kobe University Center for Social Systems Innovation, Communications Division

Este artículo se reproduce a partir de información proporcionada por la Kobe University.

Fecha de publicación: 17 de junio de 2016

Referencia: Kobe University. “How your parenting style affects your child’s future.” ScienceDaily. ScienceDaily, 17 June 2016.

Deja un comentario